Unos 4.2 millones de trabajadores en Estados Unidos dejaron su empleo en octubre para aprovechar las oportunidades profesionales creadas por la reactivación económica, un número cercano al récord de septiembre, según un informe publicado el miércoles por la oficina de estadísticas (BLS).

En momentos en que las empresas penan para contratar y tratar de atraer candidatos mejorando salarios y condiciones de trabajo, muchos empleados no dudan en dimitir.

La coyuntura es sin dudas una de las más favorables a los trabajadores en décadas, así que mientras algunos hacen huelga para obtener mejoras otros dejan sus empleos.

En octubre, el número de personas que dejaron su trabajo representó el 2.8% de la mano de obra total, según esta encuesta mensual que mide los nuevos puestos y la rotación de personal.

Un número récord de 4.4 millones de estadounidenses dejaron su empleo en septiembre, luego de 4.3 millones en agosto.

Los porcentajes son incluso mayores al 2.3% de trabajadores que dejaron su empleo en febrero de 2020 en un contexto de pleno empleo antes del estallido de la pandemia.

En octubre el número de renuncias bajó en algunos sectores como transporte, depósitos, agua y electricidad, finanzas y seguros, y divertimento, precisó el BLS.

Aumentó en cambio en el sector público, con excepción de la educación.