Washington. La medida del presidente Barack Obama para endurecer el control sobre la venta de armas podría desalentar a algunos vendedores privados sin licencia de realizar negocios vía Internet y en exhibiciones, pero la Casa Blanca y otros expertos no pueden especificar cuántas transacciones serán bloqueadas ni cuánto derramamiento de sangre se evitará.

Tiene un impacto potencial, aunque es difícil pronosticar a qué grado o de qué tipo , dijo Susan Sorenson, una profesora de la Universidad de Pennsylvania que estudia la prevención de la violencia. Y es muy importante reconocer que no podemos tener sólo un cambio y esperar que eso altere las cosas radicalmente .

El presidente utilizó su autoridad ejecutiva para aclarar que cualquier persona en el negocio de vender armas debe obtener una licencia federal y realizar revisiones de antecedentes a posibles compradores, sin importar dónde se realice la venta. Actualmente, muchos de los vendedores privados no se molestan en obtener licencias, y la venta de armas por Internet se ha convertido en un floreciente negocio.

Los nuevos controles probablemente no habrían evitado muchos de los grotescos tiroteos en el país que han provocado el llamado a que se apliquen leyes de armas más estrictas, y podrían afectar a apenas una pequeña fracción de las 30,000 muertes por armas de fuego que se registran anualmente en Estados Unidos. Los estudios en la última década demuestran que es más probable que los delincuentes obtengan las armas de amigos u otros vínculos sociales que en exhibiciones de armas o mercados de artículos usados.

El presidente también hizo un llamado a la contratación de más de 230 examinadores adicionales y demás personal para procesar las millones de solicitudes de revisión de antecedentes que se reciben anualmente.

Pero incluso con mayor fuerza laboral, no hay una manera de eliminar por completo el error humano, como la falla administrativa que permitió que Dylann Roof, el joven acusado de la masacre en una iglesia de Charleston, South Carolina, adquiriera un arma, pese a que no debió ser autorizado debido a que contaba con un arresto previo relacionado con las drogas.

Nunca será difícil obtener un arma de fuego, como nunca será complicado obtener drogas ilegales , dijo James Jacobs, profesor de la facultad de leyes de la Universidad de Nueva York. ¿Qué nos hace pensar que ahora podemos crear un régimen que dificultará la obtención de armas para alguien que quiere adquirirlas? .

La Casa Blanca no estableció un umbral del número de armas que alguien debe vender para requerir de una licencia y realizar revisiones de antecedentes. Pero advirtió que las personas pueden ser acusadas con delitos federales que conllevan hasta cinco años de prisión por vender tan sólo dos armas de fuego si existe evidencia de que manejan un negocio, tal como vender armas en su caja original y con la finalidad de obtener una ganancia.

Theresa O’Rourke, de Downers Grove, Illinois, dijo que espera que las acciones de Obama frenen las transacciones ilegales que tienen consecuencias fatales. Su mejor amiga, ?Jitka Vesel, de 36 años, fue asesinada en el 2011 por un acosador que había adquirido una pistola de forma ilegal en un sitio de armas en Internet. El vendedor fue sentenciado a prisión tras declararse culpable de una venta ilegal.