Pekín. Un ataque cibernético de cuatro meses de duración en contra del New York Times, procedente de China -dado a conocer ayer por el diario- puede tratarse de un cambio en el que los hackers chinos aplicarán las mismas sofisticadas técnicas de infiltración, utilizadas en los últimos años para robar datos privados de las corporaciones estadounidenses e internacionales, en los medios de comunicación extranjeros.

Otras organizaciones de medios en Pekín también han experimentado un incremento en los ataques cibernéticos, de acuerdo con periodistas en China, que hablaron en condición de anonimato por temor a las represalias.

De acuerdo con el artículo del Times, los expertos en seguridad contratados por el diario expusieron que los métodos utilizados en el ataque han sido asociados en el pasado con los hackers militares chinos.

En respuesta a una lista de preguntas enviadas ayer, el Ministerio de Defensa chino contestó: El Ejército chino nunca ha apoyado los ataques de hackers. Los ciberataques tienen características transnacionales y anónimas. No es profesional acusar a los militares chinos de lanzar ataques cibernéticos sin ninguna prueba concluyente .

Un portavoz del Ministerio del Exterior de China esquivó la pregunta al manifestar: Las autoridades chinas competentes ya han emitido una respuesta clara a las acusaciones sin fundamento hechas por el New York Times .

Para muchos reporteros en Pekín, los ataques cibernéticos -como los intentos de infiltrarse en sus computadoras, acceder o clonar sus direcciones de correos electrónicos- se han convertido en una parte inevitable de su trabajo.