Al cumplirse hoy dos años de su cinematográfico rescate, algunos de los 33 mineros que estuvieron atrapados en un yacimiento del norte de Chile reconocieron: vamos a llevar esta carga de por vida .

En declaraciones al portal digital Emol, tres de los mineros que permanecieron 69 días sepultados en el yacimiento cuprífero San José afirmaron que aprendieron a lidiar día a día con los traumas que les dejó esa dramática experiencia.

"Estamos recién empezando, hemos tenido hartas recaídas psicológicas con los compañeros y hay que tratar de seguir tratándose" con especialistas, confesó Mario Sepúlveda, uno de los trabajadores más histriónicos del grupo de los llamados 33 de Atacama .

Al conmemorarse este sábado el segundo aniversario de la Operación San Lorenzo, que permitió rescatar sanos y salvos a los 33 mineros atrapados a 700 metros de profundidad, Sepúlveda reconoció que han debido aprender a luchar contra los traumas de su vivencia.

Aseguró que desde que volvió a ver la luz del sol "ando súper mal, tengo mucho desorden para dormir. Me he refugiado en el trabajo, hago hartas obras sociales, me gusta el futbol de barrio y por ahí trato de matar todos mis traumas".

El llamado "Súper Mario" señaló que ese es uno de los principales problemas a la hora de encontrar trabajo para los rescatados, por lo que reclama por la ayuda prometida por las autoridades.

"¿Qué sentido tenía que en el momento en que recién salimos llegaran miles de empresarios que nos ofreciera cosas? Es ahora que nosotros necesitamos que se preocupen de nosotros. ¿A qué apelo yo? A que es ahora, después de dos años, cuando necesitamos más ayuda , dijo.

El minero Samuel Ávalos, el trabajador número 22 en salir a la superficie, confirmó que ha sufrido secuelas psicológicas por el trauma de permanecer 69 días atrapado bajo tierra, aunque aseguró que lucha con ellas a través del trabajo.

"Yo estoy en (la cuprífera estatal) Codelco Chile, división Rancagua, desde el 23 de noviembre de 2011 y gracias a Dios tengo esa oportunidad de trabajo que me ha servido bastante para mi cicatrización psicológica", declaró.

Ávalos explicó: yo, en forma personal, trato de rescatarme a mí mismo, tienes que autoayudarte para poder recuperarte, si no, no te recuperas nunca. Esa es mi visión de vida, autoayudarme. Y hasta el momento, he estado bien".

El minero Juan Carlos Aguilar, por su lado, subrayó que los traumas "nunca los vamos a olvidar, vamos a llevar esta carga de por vida. Ni con los mejores psicólogos o psiquiatras del mundo nos van a sacar lo que nosotros vivimos".

"Aquí en el grupo hay de todo. Unos les ha ido más bien, a otros menos y otros no han sacado nada de lo que se ha hecho, pero igual estamos unidos, estamos en contacto, hay un algunos que ya volvieron a sus labores, en Codelco o empresas privadas , agregó.

Aguilar sostuvo que otros de sus compañeros de encierro trabajan particular, en negocios que formaron, pero la mayoría ha vuelto a ser, quizás no lo mismo, pero están laborando".

MFH