Bogotá. El jefe de la inteligencia militar en Colombia dejó el cargo este lunes, luego de que el presidente Iván Duque entregara a la ONU un informe, basado en información de su despacho, sobre la supuesta presencia de guerrilleros colombianos en Venezuela, con al menos dos fotos con datos falsos.

El general Oswaldo Peña, quien se desempeñaba como director de Inteligencia y Contrainteligencia de las Fuerzas Militares, presentó un comunicado al mandatario, en el que “solicita su retiro del servicio activo”, indicó el Ministerio de Defensa en un comunicado.

Los errores en el dosier de 128 páginas, entregado el jueves al secretario de Naciones Unidas, Antonio Guterres, provocaron críticas a Duque por la oposición colombiana y el mandatario venezolano, Nicolás Maduro.

El dosier contiene “pruebas fehacientes y contundentes” sobre el apoyo de Venezuela al Ejército de Liberación Nacional (ELN) y disidencias de la exguerrilla FARC, según Duque.

Dos de las imágenes del documento tenían datos falsos. La primera es de guerrilleros del ELN, presentada como tomada en abril del 2018 en el estado venezolano de Táchira, y fue publicada en junio del 2015 por el diario El Colombiano, que entonces afirmó que la inteligencia militar la presentó como de rebeldes en el departamento colombiano de Cauca.

Además, el documento denuncia una masacre en el estado venezolano de Bolívar, en octubre del 2018, por enfrentamientos entre el ELN y pandilleros venezolanos.

El mensaje está ilustrado con una foto de una cabaña que tiene un grafiti con las siglas ELN, pero la imagen fue tomada en la región colombiana del Catatumbo, fronteriza con Venezuela, por el fotógrafo de AFP Luis Robayo.