Praga.- El jefe de la diplomacia de Estados Unidos Mike Pompeo llegó este martes a Praga, dando inicio a una gira de cinco días en Europa central para hablar, entre otros temas, de China y del 5G.

Pompeo pasará dos días en República Checa antes de viajar a Eslovenia, Austria y Polonia, que recibirá una parte de las tropas estadounidenses que se retiran de Alemania.

Intentará convencer a sus socios de prescindir para la construcción de redes 5G de los servicios del gigante chino de telecomunicaciones Huawei, considerado como una amenaza por Washington, y planteará la manera de reducir la dependencia energética de esta región de Rusia.

Este martes se reunirá con su homólogo checo Tomas Petricek en un viaje a Plzen para homenajear a las tropas estadounidenses que liberaron a la ciudad de los nazis en 1945.

El miércoles se reunirá con empresas tecnológicas checas y estadounidenses para hablar sobre el 5G antes de reunirse con el primer ministro checo Andrej Babis.

También dará un discurso en el Senado checo y se reunirá con el presidente checo pro-ruso y pro-chino Milos Zeman.

El jueves Pompeo viajará a Eslovenia donde debe firmar un acuerdo bilateral sobre cuestiones de seguridad vinculadas al 5G.

El mismo día viajará a Austria para conversar con el canciller Sebastian Kurz sobre el comercio entre Estados Unidos y Austria.

Viajará a Polonia para hablar sobre el redespliegue de las tropas estadounidenses retiradas de Alemania.

El Pentágono declaró que Estados Unidos repatriará 6,400 militares desplegados en Alemania y trasladará cerca de 5,600 a otros aliados de la OTAN.