Estado Unidos y México han deportado a 23,684 guatemaltecos este año, en el que ha disminuido el número de expulsiones desde territorio estadounidense y aumentado las del lado mexicano, según un informe oficial publicado este martes.

El Instituto Guatemalteco de Migración indicó en su página web que Estados Unidos ha deportado vía aérea a 2,508 guatemaltecos hasta el pasado 16 de julio, una cifra muy inferior a los 13,769 devueltos al 31 del mismo mes del año pasado.

En tanto, México por la vía terrestre ha expulsado a 21,176 guatemaltecos al 18 de julio, un número muy superior a los 11,854 que retornó al 31 de julio de 2020.

El año pasado, las deportaciones de guatemaltecos desde Estados Unidos se redujeron en un 61.4%, comparado con el año anterior, debido a la menor frecuencia de viajes por la pandemia de Covid-19, indicó la misma fuente.

Durante 2020, Estados Unidos expulsó por vía aérea a 21,057 guatemaltecos, una cifra considerablemente inferior de las 54,599 personas que deportó durante 2019, hasta ahora el récord de deportaciones.

Por su lado, México deportó en 2020 a 45,572 guatemaltecos, muy inferior a los 105,512 de 2019.

Cada año miles de centroamericanos, principalmente de Guatemala, El Salvador y Honduras, emprenden el peligroso viaje sin documentos atravesando México para llegar a Estados Unidos, huyendo de la pobreza y la violencia en la región.

La cancillería de Guatemala calcula que cerca de 2.7 millones de guatemaltecos se encuentran en Estados Unidos, pero solo 400,000 poseen documentos para trabajar.