Más de dos millones de rusos aceptaron inocularse con las dos dosis de la vacuna Sputnik V contra el coronavirus, y dos millones suplementarios recibieron su primera apicación, anunció este jueves el presidente Vladimir Putin.

Esta declaración coincide con el anuncio de la Agencia Europea de Medicamentos (AEM) que se inició un estudio de esta vacuna producida por el centro de investigaciones moscovita Gamaleia, una etapa clave para su eventual despliegue en Europa.

Las cifras difundidas por Putin muestran sin embargo que las autoridades tienen por delante un largo camino para persuadir a los 146 millones de habitantes de hacerse vacunar, un mes y medio después del inicio de campaña masiva a mediados de enero.

Más de dos millones de personas recibieron las dos dosis de la vacuna hasta ahora", indicó Putin en una ceremonia en el Kremlin y agregó que "un poco más de dos millones recibieron la primera inyección", agregó.

Según encuesta publicada esta semana por el centro independiente Levada, cerca de dos tercios de la población considera que el Covid-19 es un "arma biológica" creada por el hombre, y 62% de las personas interrogadas no están dispuestas a vacunarse con Sputnik V.

Putin, 68 años, defendió de nuevo el jueves las vacunas rusas, "las más seguras y las más eficaces del mundo".

Su eficacia de 91.6% fue confirmada en febrero en un estudio publicado por la revista médica The Lancet, validada por expertos independientes.

La segunda vacuna rusa, EpiVacCorona, fue homologada en octubre. A fines de febrero, el país anunció que registró su tercera vacuna, Covivac.

Rusia ha registrado hasta ahora 4.3 millones de cntagios y más de 87,000 decesos.