Jordan. Jordania está lista para intercambiar a una mujer iraquí que está encarcelada por un ataque mortífero a un hotel en el 2005 a cambio de un piloto jordano capturado en diciembre por extremistas del grupo Estado Islámico, afirmó el miércoles un vocero del gobierno jordano.

Ese canje sería contrario a la actitud firme de Jordania hacia los milicianos de ese grupo y a la posición de su aliado principal, Estados Unidos, de no negociar con extremistas.

También sentaría precedente para tratar con el Estado Islámico, que en el pasado no había demandado públicamente la libertad de prisioneros.

Sin embargo, el gobierno jordano enfrenta presiones internas para traer a salvo al piloto, mientras su participación en la coalición encabezada por Estados Unidos contra el Estado Islámico es muy impopular entre los jordanos.

En su comunicado, el portavoz del gobierno Mohammad al-Momani no especificó si podría concretarse el canje ni mencionó al periodista japonés Kenji Goto, que también está retenido por el grupo armado. Los esfuerzos para liberar a Goto y al piloto militar jordano Mu’ath al-Kaseasbeh cobraron urgencia con la emisión de un aparente ultimátum la noche del martes, en el que el grupo Estado Islámico amenazaba con matar a ambos en 24 horas si la mujer iraquí no era liberada.

El ministro de Relaciones Exteriores de Jordania, Nasser Judeh, escribió en su cuenta de Twitter que Jordania pidió pruebas de que el piloto, teniente Mu’ath al-Kaseasbeh, esté vivo. Hemos pedido tiempo para recibir evidencias acerca de la salud y seguridad del héroe Mu’ath, pero no las recibimos , escribió.

Al-Momani dijo el miércoles en un comunicado que Jordania está lista para dejar en libertad a la prisionera iraquí si el piloto jordano, el teniente Mu’ath al-Kaseasbeh, es dejado en libertad ileso . Sus declaraciones fueron recogidas por la agencia estatal de noticias Petra.

Sajida Al-Rishawi fue condenada a muerte en Jordania por su participación en un atentado terrorista en el 2005 lanzado por al-Qaeda contra varios hoteles en Amán, en el que murieron 60 personas.

Según medios, Jordania está en conversaciones indirectas con los milicianos a través de líderes religiosos y tribales en Irak para conseguir la liberación de los rehenes.

Bassam Al-Manasseer, presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores, dijo a Bloomberg News que Jordania y Japón no negociarán directamente con el grupo Estado Islámico y no liberarán a Al-Rishawi a cambió únicamente de Goto.

Antes el miércoles, la madre del rehén japonés pidió públicamente al primer ministro, Shinzo Abe, que salve a su hijo.

Junko Ishido, madre de Kenji Goto, leyó a reporteros la petición que había enviado antes el miércoles a Abe, para por favor salvar a Kenji . El gobierno jordano está bajo una creciente presión en casa para obtener la liberación del piloto.

El padre del piloto, Safi al-Kaseasbeh, pidió a su gobierno el martes por la noche que cumpla las demandas del grupo armado. Todo el mundo debe saber (...) que la seguridad de Mu’ath significa la estabilidad de Jordania, y la muerte de Mu’ath significa caos en Jordania , dijo a The Associated Press.

Aproximadamente 200 familiares del piloto protestaron afuera de la oficina del primer ministro en Amán, capital jordana, entonando cánticos contra el gobierno y urgiéndolo a satisfacer las exigencias de los captores.