Roma. Ante las pocas oportunidades de que en Italia se forme un nuevo gobierno, el presidente Sergio Mattarella propuso a las fuerzas políticas crear un ejecutivo “neutral” por los menos hasta el final de año.

Dos meses después de las elecciones del 4 de marzo, que no arrojaron un ganador definitivo, el presidente Sergio Mattarella llamó a los líderes políticos a respaldar el “gobierno de servicio”, al menos hasta que se apruebe el presupuesto para el 31 de diciembre, tras advertir que Italia corre graves riesgos si se convocan elecciones adelantadas. Dijo que, en el caso de que esa solución no obtenga la aprobación del Parlamento recién elegido, convocaría nuevas elecciones para julio o para octubre próximos.

“Espero que las fuerzas políticas del país muestren una respuesta positiva y asuman sus responsabilidades por el bien de Italia”, manifestó Mattarella sin mencionar a nadie en particular para liderar ese gobierno “neutro”, aunque precisó que sus dirigentes no podrán ser candidatos en las elecciones del año próximo.

Mattarella enumeró entre los riesgos la ausencia de una ley de presupuestos, no cumplir con los compromisos con Europa y el acecho de los especuladores internacionales.

Las declaraciones del presidente fueron pronunciadas al término de la última ronda de consultas, tras dos meses de negociaciones, durante los cuales no fue posible llegar a un acuerdo entre la coalición de derecha liderada por la Liga (extrema derecha), la más votada con 37% de los sufragios, el Movimiento 5 Estrellas (antisistema, 32%) y el Partido Demócrata (PD, centroizquierda, 19%).

Ninguna de las tres formaciones cuentan con la mayoría en el Parlamento para poder gobernar y necesitan el apoyo de otras fuerzas, fórmula a la que no han podido llegar, debido a una serie de vetos recíprocos.

Para Mattarella, volver a votar en julio sin una reforma de la ley electoral no cambiaría el equilibrio de poder, mientras que una votación en octubre amenazaría la aprobación del presupuesto y, por lo tanto, la estabilidad financiera del país.