Ciudad de México. La cónsul de México en Estambul, Isabel Arvide, aseguró desde su cuenta de Twitter que ha presentado al menos 23 quejas contra empleados de la delegación que dirige luego de que se filtrarán en días pasados un par de audios donde supuestamente trata mal y amenaza al personal bajo su cargo.

En una de las grabaciones, difundidas por PoliticoMX, se escucha a Arvide decir: ”Vas a hacer lo que yo diga”. ”Me encargo de que no te vuelvan a dar trabajo”.

En otro audio dice” No me vuelven a utilizar la cocina para comer porque no tenemos ninguna obligación de dársela”.

”No se les vuelve a pagar el dinero extra de la comida y haces favor de venir vestido decentemente, no vuelves a venir con una camiseta ni con sudadera ¿Queda claro?... Mi baño no lo utilizan por favor”, dice.

Desde su cuenta de Twitter, la periodista se defendió de las acusaciones asegurando que se trata de jovencitos que no trabajan ante otra dinámica de trabajo que impuso a su llegada al consulado.

“El material está editado. Existen 23 quejas formales mías sobre estos empleados y sus majaderías contra mí como consta. Como existen testigos, son jovencitos molestos porque no trabajaban y a mi llegada hubo otra dinámica. Los tres empleados querían ganar más dinero...”, escribió en la red social el miércoles.

Arvide aseguró que sencillamente le pidió a una asistente administrativa, con quien se oye discutir en uno de los audios, que trabajara. Y aclaró que no puede despedir al personal local porque la legislación turca prohíbe despidos durante la pandemia.

Ante más críticas que la tachan como una persona corriente, este jueves Arvide respondió: ”Ser corriente en este país de pobres y morenos es un inmenso orgullo”.

Ante las peticiones de la prensa de fijar un posicionamiento al respecto, la Secretaría de Relaciones Exteriores no se pronunció al cierre de esta edición.

geopolitica@eleconomista.mx