Las operaciones submarinas de bombeo para eliminar algunos de los 500,000 galones de combustible a bordo del Costa Concordia comenzaron ayer, anunciaron las autoridades, casi un mes después de que el lujoso crucero encallara en la Toscana.

Después de casi dos semanas de retraso debido a la fuerte marea y el mal tiempo, el bombeo se puso en marcha en el primero de 15 tanques que se cree contienen alrededor de 84% del combustible a bordo, anunció el Departamento de Protección Civil de Italia.

Las autoridades afirmaron que tomará 28 días consecutivos de bombeo vaciar los tanques.

La empresa holandesa de rescate de naufragios Smit está a cargo de la operación junto con un socio italiano.

El proceso de extracción de combustible consiste en fijar válvulas a los tanques de combustible, uno en la parte superior, uno en la parte inferior. Mangueras están conectadas a las válvulas y mientras el combustible, que debe ser calentado para que sea menos pegajoso, se aspira por la manguera superior, agua de mar es bombeada a través de la manguera inferior para llenar el vacío.

Esperamos que haya buen tiempo en los próximos cinco días y trabajaremos 24 horas al día para bombear el combustible , indicó Bart Huizing, maestro de salvamento de Smit. Expuso que las operaciones inicialmente se centrarían en los seis tanques de la parte delantera del buque, donde se encuentra entre 62 y 65% del combustible.