Las solicitudes semanales de subsidio por desempleo en Estados Unidos registraron un aumento inesperado, tras una pequeña caída la semana anterior, a pesar de la recuperación económica que experimenta el país, según datos publicados el jueves por el Departamento de Trabajo.

Entre el 11 y el 18 de julio, hubo 419,000 nuevas peticiones de beneficios por desempleo, 51,000 más que la semana previa, cuando se registraron 368,000.

Los analistas esperaban 360,000 solicitudes en la semana bajo consideración.