El cuerpo de otra de las víctimas del naufragio el 13 de enero del navío "Concordia" cerca de la isla italiana del Giglio fue identificado el sábado en la noche como el de la peruana Erika Fani Soria Molina, miembro de la tripulación, anunció la prefectura de Grosseto.

Actualmente hay 16 personas desaparecidas, 15 días después del naufragio, según la lista publicada por la prefectura.

Se trata de siete pasajeros alemanes, cuatro italianos, entre ellos un miembro de la tripulación, dos franceses, dos norteamericanos y otro miembro de la tripulación, un indio.

Con el descubrimiento este mismo sábado del cuerpo de otra pasajera, el balance provisional de la catástrofe se eleva ahora a 17 muertos, de ellos 16 identificados.