Un juez federal estadounidense condenó el martes a cadena perpetua a Juan Antonio "Tony" Hernández, hermano del presidente de Honduras, por sus vínculos con el narcotráfico, informaron medios locales.

Además, el hermano menor del mandatario hondureño, Juan Orlando Hernández, deberá pagar una multa por 138.5 millones de dólares, según la sentencia dictada por el juez Kevin Castel, de la Corte Federal del Distrito Sur de Nueva York.

Tras un juicio de dos semanas celebrado en Nueva York en octubre de 2019, el exdiputado hondureño de 42 años fue hallado culpable de los cuatro cargos que se le imputaban, incluidos tráfico de cocaína a Estados Unidos y posesión de armas de fuego.

"Para toda la familia, la noticia que se espera de Nueva York será dolorosa", escribió más temprano el mandatario hondureño, quien en el pasado ha negado cualquier relación de su hermano -y suya- con narcos.

"Tony" fue aprehendido a fines de 2018 en el principal aeropuerto de Miami acusado de participar en todas las etapas del tráfico de toneladas de cocaína hacia Estados Unidos.

El mandatario hondureño también ha sido señalado por narcotraficantes de haber recibido sobornos, antes de llegar al poder, a cambio de contratos gubernamentales y protección contra su captura y extradición a Estados Unidos.

rrg