San Francisco. La elección estadounidense ha terminado, la transición con el presidente electo comenzó tímidamente, pero en Facebook el problema de la desinformación sigue sin resolverse, en particular por los “super propagadores”, estas cuentas que difunden a gran escala rumores infundados sobre fraude electoral organizado por los demócratas.

La ONG Avaaz ha identificado a 25, incluidas las páginas de Donald Trump Jr. y Eric Trump (los hijos del presidente), Kayleigh McEnany (la secretaria de prensa de la Casa Blanca), los presentadores y comentaristas políticos Dan Bongino, Lou Dobbs y Rush Limbaugh, así como organizaciones pro-Trump como Turning Point USA.

Desde la votación celebrada el 3 de noviembre, contenidos engañosos sobre lo que los afines a Trump denominan “fraude electoral”, difundidos por estas 25 cuentas, han recibido “me gusta”, comentarios y han sido compartidos más de 77 millones de veces, según los hallazgos de Avaaz.

“La desinformación no se vuelve viral así nomás. Los ‘super propagadores’ de esta lista, con la ayuda del algoritmo de Facebook, están en el corazón de esta avalancha de mentiras que ahora definen el debate político para millones de personas en el país”, dijo Fadi Quran, director de campaña de Avaaz.

“Facebook conoce la solución al problema - limpiar su algoritmo - pero se niega a aplicarlo y por lo tanto pone en peligro la democracia”, dijo.

La asociación cita una publicación del jefe de Estado que asegura que el software electoral Dominion había “suprimido 2.7 millones de votos para Trump”. Las imágenes de esta publicación se han compartido más de 67,000 veces, en unas 1,800 páginas y grupos, y por lo tanto recibieron casi 244,000 interacciones adicionales, según cálculos realizados con CrowdTangle, una herramienta de análisis de red.