Washington. Una veintena de países, entre ellos varios latinoamericanos, se unieron el día de ayer 26 de julio, al gobierno de Estados Unidos para instar a Cuba a respetar los derechos civiles y liberar a las personas detenidas por las protestas inéditas celebradas el 11 de julio en la isla.

Brasil, Colombia y Ecuador fueron algunos de los 20 estados que se unieron al Secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, en un llamado al gobierno comunista para que "respete los derechos y libertades legalmente garantizados del pueblo cubano" y "libere a los detenidos por ejercer su derecho a las protestas pacíficas".

"Instamos al gobierno cubano a que preste atención a las voces y a las demandas del pueblo cubano", dice la declaración conjunta, que también pide el fin de las restricciones de Internet.

"La comunidad internacional no vacilará en su apoyo al pueblo cubano y a todos aquellos que defienden las libertades básicas que toda persona merece".

Otras naciones latinoamericanas que firmaron la declaración fueron Guatemala y Honduras, ambas estrechamente alineadas con la política exterior estadounidense.

Corea del Sur, aliada tradicional de Estados Unidos, fue la única nación asiática que se sumó, mientras que desde Europa se sumaron Austria, Polonia y Grecia.

El comunicado recuerda que el 11 de julio “decenas de miles de ciudadanos cubanos participaron en manifestaciones en todo el país en protesta contra el deterioro de las condiciones de vida y en demanda de cambios”, y denuncia que ante esas demostraciones “el Gobierno respondió con violencia”.

Blinken: Díaz-Canel no escucha a cubanos

El secretario de Estado, Antony J. Blinken, aseguró que hay democracias de todo el mundo que se están uniendo en el apoyo a los cubanos y han exhortado al régimen de Miguel Díaz-Canel a respetar los reclamos de derechos humanos universales.

“Ante esto, el gobierno cubano no ha respondido escuchando los reclamos de su propio pueblo, sino acallando todavía más esas voces mediante actos de detención arbitraria y juicios sumarios que se desarrollaron de manera secreta y sin garantías de debido proceso”, expresó Antony Blinken.

El funcionario afirmó que a EU lo acompañan en este reclamo  Austria, Brasil, Colombia, Croacia, Chipre, República Checa, Ecuador, Estonia, Guatemala, Grecia, Honduras, Israel, Letonia, Lituania, Kosovo, Montenegro, Macedonia del Norte, Polonia, la República de Corea y Ucrania.