Washington. El secretario estadounidense de Seguridad Interior, Alejandro Mayorkas, acompañado de otros funcionarios de la administración Biden, visitó el sábado la frontera con México para mejorar los procesos y tramiento en materia migratoria.

La Casa Blanca informó en un comunicado que 14 funcionarios visitaron una instalación de la Patrulla Fronteriza y una Oficina de Reasentamiento de refugiados.

La comitiva discutió las necesidades de aforo dada la cantidad de niños no acompañados y familias que llegan a la frontera de EU, los complejos desafíos para reconstruir la infraestructura fronteriza destruida y el sistema de inmigración, así como las mejoras que se deben realizar para restaurar procedimientos seguros y eficientes para procesar, albergar y coloque a los niños no acompañados con familiares o patrocinadores.

“Además, debatieron formas de asegurar el tratamiento justo y humano de los migrantes, la seguridad de los trabajadores (migratorios) y el bienestar de las comunidades cercanas, en un momento de pandemia global", se detalló en la nota.

La iniciativa tuvo lugar en momentos en que aumenta el número de cruces en la frontera con México frente a crecientes cuestionamientos de los republicanos que dicen que se está gestando una crisis migratoria.

Agilizan proceso

Por otra parte, un extenso campamento migrante en Matamoros, en la frontera con Texas, que ha sido desde el 2019 uno de los recordatorios más poderosos del costo humano que tuvo el empeño del expresidente Donald Trump de mantener a los migrantes fuera de Estados Unidos, se ha vaciado en los últimos días, después de que a cientos de solicitantes de asilo que vivían allí se les permitiera finalmente cruzar la frontera para proseguir con su pedido para permanecer en EU, tras la revocación del programa Protocolos de Protección de Migrantes (MPP).