El encargado de negocios de la Embajada de Estados Unidos en México, John S. Creamer, informó que desde hace unas semanas ha tenido reuniones de trabajo privadas con el próximo canciller Marcelo Ebrard para tratar temas de la agenda bilateral.

“Ya hemos tenido algunas reuniones para tratar varios temas de la agenda bilateral, y continuarán las reuniones para abordar los temas de interés común y lograr soluciones benéficas para ambos países”, manifestó.

Creamer, quien está al frente de la representación diplomática de su país en relevo de la embajadora Roberta Jacobson, indicó que sin duda ambos países seguirán trabajando en el tema migratorio.

“México y Estados Unidos son países vecinos, en ese sentido trabajamos juntos en los retos comunes que tenemos, uno de ellos es claramente el tema migratorio. Hemos trabajado muy de cerca con el gobierno mexicano actual para promover la migración ordenada, segura y legal”, aseguró en rueda de prensa durante un evento para anunciar que la embajada de Estados Unidos en nuestro país otorgó, a través del Fondo de Embajadores para la Preservación Cultural del Departamento de Estado, 200,000 dólares al INAH para la restauración del ex-Convento San Martín de Tours Huaquechula, Puebla.

“Como lo vimos en julio con el intercambio de cartas entre el presidente Donald Trump y el presidente electo de México también ellos precisaron que en el tema migratorio se seguirá trabajando juntos, sobre todo en Centroamérica, para responder a las causas o raíces de la migración irregular”, agregó el funcionario.

Creamer puntualizó que al tener identificado el tema migratorio como interés común entre ambos países se podrá mejorar la situación en Centroamérica y ayudar a la región.