Washington. El Departamento de Defensa de Estados Unidos anunció que desplegó un submarino que transporta un nuevo misil de largo alcance con una ojiva nuclear relativamente pequeña.

El despliegue de la ojiva de bajo rendimiento W76-2 es “para abordar la conclusión de los potenciales adversarios, como Rusia, que creen que el empleo de armas nucleares de bajo rendimiento les dará una ventaja sobre Estados Unidos y sus aliados y socios”, dijo el subsecretario de Defensa, John Rood, en un comunicado.

Las ojivas han despertado la preocupación de que es más probable que se usen porque causan menos daño, lo que reduce el umbral de conflicto nuclear.

La ojiva W76-2 tiene un rendimiento explosivo estimado de 5 kilotones, en comparación con el rendimiento de 455 kilotones y 90 kilotones de ojivas nucleares ya desplegadas en submarinos estadounidenses, según escribieron William Arkin y Hans Kristensen en el sitio web de la Federación de Científicos Americanos.

El Pentágono indicó que desplegaría una pequeña arma nuclear en su Revisión de Postura Nuclear 2018.

Armas nucleares como elementos de seguridad, “una ilusión

Las nuevas armas “fortalecen la disuasión y proporcionan a Estados Unidos un arma estratégica de bajo rendimiento, rápida y con mayor capacidad de supervivencia”, dijo Rood.

En entrevista El Economista, Luiz Filipe de Macedo Soares, director del Organismo para la Proscripción de las Armas Nucleares en América Latinay el Caribe (OPANAL), cuya sede se encuentra en México, asegura que “la sola existencia de armas nucleares representa una amenaza para la humanidad”.

Sobre el tema de la persuasión a través delas armas nucleares, comenta: “Las armas nucleares como elemento de seguridad no son más que una ilusión. La mera existencia de las armas nucleares representa un peligro para la vida en la Tierra”.

De Macedo Soares recuerda que “los programas de modernización de los arsenales nucleares son una evidencia de que el peligro de un conflicto nuclear no ha pasado”.

[email protected]