Ciudad de México. Con veladoras encendidas y luces de sus teléfonos, habitantes de Ciudad Juárez, Chihuahua, México, y de El Paso, Texas, Estados Unidos, realizaron de manera conjunta una noche de vigilia por las víctimas del tiroteo en un centro comercial que dejó 20 personas fallecidas, siete de ellas mexicanas, y 26 heridos, al menos siete de origen mexicano.

Convocados por el grupo Rotaract Juárez Ejecutivo, los habitantes de Ciudad Juárez mostraron pancartas que decían: “No more guns”, con las que se pronunciaron en contra la venta de armas en Estados Unidos y el ingreso de las mismas a México.

El encuentro del lado mexicano se realizó en un sitio conocido como El Punto, ubicado sobre la vialidad Heroico Colegio Militar en Ciudad Juárez, donde los presentes hicieron oraciones por las personas fallecidas y heridas. En ese sitio en 2016, el Papa Francisco oró por los migrantes, a unos metros del Río Bravo.

Del lado de El Paso, Texas, en la escuela El Paso High School, así como en algunas iglesias locales, habitantes de esa ciudad encendieron velas e hicieron oraciones.

La Embajada de Estados Unidos en México expresó en un comunicado su pésame por el “crimen sin sentido”. Indicó que en la Unión Americana se llevan a cabo las investigaciones correspondientes, y “los pueblos de México y Estados Unidos, así como las comunidades de Ciudad Juárez y El Paso, estamos unidos por lazos familiares e históricos. Condenamos este nefasto acto, y permaneceremos tan unidos como siempre”.

El alcalde de Ciudad Juárez, Chihuahua, Armando Cabada, dijo que está en contacto con autoridades de EU para verificar si alguno de los fallecidos es de esa ciudad.

“El corazón roto” de Cook

El director o CEO de Apple Tim Cook, expresó que tiene “el corazón roto”. “Es momento para que gente buena con perspectivas diferentes deje de señalar, y se una para atender la violencia por el bien de este país”.