Osaka, Japón. Durante la Cumbre del G20, realizada el pasado 28 y 29 de junio en Osaka, Japón, 19 de los 20 países miembro, sin el acuerdo de Estados Unidos, reafirmaron su compromiso para aplicar el Acuerdo de París con el objetivo de luchar contra el cambio climático.

Los firmantes recordaron la “irreversibilidad” de este acuerdo, en una declaración final similar a la del G20 del año pasado en Buenos Aires, Argentina, pero que se enfrentó a la oposición de Estados Unidos.

Si hasta hace algunos años el tradicional comunicado final era puro trámite, en el que siempre se hacían declaraciones en defensa del multilateralismo y la lucha contra el clima, con la llegada de Trump se ha convertido en un campo de batalla.

También los representantes de los países miembro debatieron temas importantes de la agenda global como economía, comercio e inversión, innovación, empleo, empoderamiento de la mujer, desarrollo y salud, los cuales fueron foco de productivos debates.

El presidente estadounidense, Donald Trump, y el mandatario chino, Xi Jinping, acordaron el sábado relanzar las negociaciones comerciales tras una reunión entre ambos en el último día la Cumbre del G20, marcada por el enfrentamiento entre las dos grandes potencias económicas.

Casi a la misma hora en que Xi y Trump estaban reunidos, los líderes de la Unión Europea y del Mercosur hicieron una declaración solemne tras el acuerdo alcanzado el viernes en Bruselas para un ambicioso tratado comercial entre ambos bloques, que llevaba 20 años gestándose.

“Es casi una de las pocas buenas noticias que hemos tenido en meses, en lo que todos creemos que es interconectar más estas economías”, manifestó el presidente argentino Mauricio Macri, junto al presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker.

Detrás de ellos estaban los presidentes de Francia, Emmanuel Macron; la canciller alemana, Angela Merkel; el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro; o el español Pedro Sánchez, entre otros, que escenificaron así su unidad y la apuesta por el multilateralismo frente al proteccionismo que defiende Trump.

Además del Mercosur, la agenda latinoamericana en Osaka estuvo marcada por una reunión del Grupo de Lima, en presencia del primer ministro canadiense Justin Trudeau, el argentino Mauricio Macri y el chileno Sebastián Piñera. El grupo volvió a criticar al “régimen ilegítimo” del presidente Nicolás Maduro en Venezuela y pidió una movilización internacional para ayudar a los venezolanos.

Protagonismo de Trump

El presidente estadounidense volvió a ser el protagonista absoluto de la cumbre, con entrevista con el presidente ruso, Vladimir Putin, el brasileño Jair Bolsonaro o el príncipe heredero saudita, Mohamed bin Salmán.

Del saudita dijo que hace “un trabajo espectacular” y, aunque reconoció que el asesinato del periodista opositor Jamal Khashoggi le tenía “sumamente enfadado”, aseguró que nadie considera responsable al príncipe heredero.

Por su parte, el presidente ruso, Vladimir Putin, impactó al atacar de manera frontal el progresismo occidental, ampliando aún más el abismo ideológico.

Vladimir Putin ya no es hoy en día el único en defender una visión conservadora del mundo sobre temas que van desde la sexualidad a la inmigración, provocando inclusive una leve aprobación de Donald Trump.

Putin criticó a Alemania por su política de acogida y acusó a las autoridades de dejar a los migrantes “matar, saquear, violar en total impunidad”, y al mismo tiempo dijo comprender la idea del presidente estadounidense, Donald Trump, de construir un muro en la frontera con México.

El sábado aseguró que las ideas pro-LGBT eran “impuestas” de manera agresiva a la gente que es hostil a las mismas con una “aplastante mayoría”.

La concepción del mundo de Vladimir Putin, por lo regular expuesta en términos tan crudos sólo a su electorado en Rusia y no a los proyectores de la diplomacia internacional, impactó la sensibilidad de algunos en Osaka.

“Lo que encuentro obsoleto es el autoritarismo, los cultos de la personalidad, el reino de los oligarcas”, replicó el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk.

El presidente francés, Emmanuel Macron, expresó: “Estoy convencido de que en este mundo lleno de incertidumbres, las democracias liberales tienen aún mucho por aportar”.

Mientras que Donald Trump señaló que Vladimir Putin “comprende lo que ocurre”, y agregó que ciudades estadounidenses como San Francisco y Los Angeles son “tristes” porque son dirigidas por “progresistas”.

Participación de México

En representación del presidente Andrés Manuel López Obrador, el canciller Marcelo Ebrard y el secretario de Hacienda, Carlos Urzúa, aprovecharon para presentar el Plan de Desarrollo Integral de Centroamérica y sostuvieron reuniones con los gobiernos de España, Argentina, Chile, Japón y Canadá para ver el tema de ratificación del Tratado de Libre Comercio.