California, la quinta economía mundial antes del Covid-19, deberá cortar gastos y endeudarse para compensar el déficit de más de 54,000 millones de dólares que le generó la pandemia, informó el jueves el gobernador del estado.

"El Covid-19 obligó a California y a economías de todo el país a enfrentar una crisis económica aguda y sin precedentes, enfrentar masivas perdidas de empleos y reducción de ingresos", dijo el gobernador Gavin Newsom.

"Nuestro presupuesto refleja hoy esa emergencia", agregó al presentar un presupuesto revisado que incluye planes para cortar el déficit de 54.300 millones de dólares causado por la recesión generada por la pandemia.

Newsom dijo que el nuevo plan apunta a sectores clave, como salud y seguridad, e incluye apoyos a trabajadores y pequeñas empresas. "Pero se vienen decisiones difíciles", dijo.

"Con sacrificios compartidos y el espíritu resiliente que hace grande a California, confío que en los próximos años saldremos más fuertes de esta crisis".

Muchos de los aumentos de gastos cancelados afectan a fondos para la atención medica de los pobres, dinero para ayudar a los indocumentados de mayor edad y partidas para escuelas y liceos.

La propuesta también plantea un recorte del 10% a la remuneración de los empleados del estado a partir de julio.

El proyecto refleja el brutal impacto de la pandemia en California. Desde mediados de marzo se han presentado más de cuatro millones de solicitudes de subsidios por desempleo en un estado cuyas cuentas mostraban un superávit de 6,000 millones de dólares tan solo unos meses atrás.

Con el coronavirus, California redujo en 41,000 millones de dólares sus ingresos respecto a lo previsto en enero y ahora se espera que la tasa de desempleo llegue al 18% este año.

Con una mayor demanda presionando los costos del sistema de seguridad social, el déficit de 54,300 millones de dólares es tres veces mayor que la cifra récord de 16,000 millones reservada para momentos de dificultades económicas, dijo la oficina del gobernador en una nota.

"Vamos a enfrentar desafíos que no hemos enfrentado en mucho tiempo" dijo Newsom a periodistas. "Nada me duele más que cortar gastos", añadió.