Aunque la designación de Carlos Manuel Sada Solana como embajador de México en Estados Unidos se realizó con la finalidad de fijar una postura diplomática más firme ante las declaraciones del candidato del Partido Republicano, Donald Trump, en contra de los mexicanos, hasta ahora no se ha logrado, pues se sigue viendo a un embajador demasiado discreto , consideró Iliana Rodríguez Santibáñez.

En entrevista, la directora del Departamento de Derecho y Relaciones Internacionales del Tecnológico de Monterrey explicó que si bien Sada Solana asumió el cargo cuando la relación entre Estados Unidos y México estaba bastante dañada por la falta de cuidado del protocolo diplomático entre ambas naciones, aún no ha logrado implementar una estrategia que le permita frenar los agravios de Trump hacia México.

NOTICIA: Clinton y Trump se enfrentarán solos en primer debate presidencial

La académica mencionó que a cuatro meses de haber asumido el cargo, Carlos Sada ni siquiera ha fijado posicionamientos de defensa hacia los mexicanos. En ese sentido, comentó que incluso a Arturo Sarukhán, quien se desempeñó como embajador durante el periodo del presidente Felipe Calderón, se le ha visto con un rol mucho más activo.

Sarukhán ha criticado y denostado algunos de los posicionamientos de los candidatos a la Presidencia de Estados Unidos, particularmente del candidato republicano, ha asumido un rol de protección y eso que ya no es embajador de México en esa nación .

Dijo que el diplomático Carlos Sada Solana ha mostrado un comportamiento demasiado discreto, se pasa de técnico .

Si tuviéramos que hacer una alusión entre rudos y técnicos, necesitaríamos un embajador rudo que pueda contener los dichos desde un discurso diplomático que no denoste a los ciudadanos estadounidenses pero que visibilice positivamente al Estado mexicano .

NOTICIA: Trump propone objetivo de crecimiento de 4% para EU

Recordó que una de las funciones de los embajadores es, entre otras, señalar intenciones que puedan dañar la imagen de un país, para así implementar una estrategia en defensa de a quienes representa, sin embargo, hasta ahora no hay evidencia de que Carlos Sada esté implementando una política efectiva de contención que lleve a disminuir los insultos que el candidato Trump ha dirigido a los mexicanos.

Santibáñez Rodríguez comentó que hasta ahora no es claro por qué el embajador de México en Estados Unidos no ha fijado una postura más firme al respecto, pues la misma secretaria de Relaciones Exteriores, Claudia Ruiz, ha dado muestras de la necesidad de cambiar el principio de no intervención en asuntos internos de otros países, ya que lo importante hoy es responder a la nueva realidad mundial.

Dijo que más allá de intervenir en aspectos relacionados con formas electorales, lo ideal es que destaquen la contribución que los connacionales tienen para la economía estadounidense.

NOTICIA: Trump tiene sobrepeso y colesterol alto

Se debe erradicar la visión de México como un país de criminales y violadores. El embajador Carlos Sada debería estar visibilizando lo positivo y desmentir este tipo de estrategia discursiva, porque si analizamos lo que contribuyen los connacionales que están en EU en crecimiento económico, es superior a los criminales que señala Trump .

Detalló que aunque se llegó a anunciar que la llegada de Sada respondió a un cambio de estrategia para enfrentar las declaraciones de Trump, hasta ahora ese cambio se ha quedado sólo en nuevos nombramientos.

Peca gobierno de inocente

Sobre la visita del candidato republicano a México, la profesora del ITESM, campus Ciudad de México, explicó que fue un error del gobierno mexicano, que pecó de inocente. El gobierno mexicano privilegió de manera inocente el concepto de diplomacia ante un personaje que no es político ni mucho menos diplomático .

Precisó que si se buscaba mermar la beligerancia con la que se ha referido a México, eso no iba a suceder, porque Trump es un outsider, un magnate que no sabe de formas ni de diplomacia y a quien lo único que le importa es llegar a la Presidencia de Estados Unidos.

NOTICIA: Fed mantiene tasas bajas por presión de Obama: Trump

Trump no tuvo ningún tipo de cortesía diplomática, entonces ¿por qué podríamos haber esperado reciprocidad de un personaje que no ha tenido el menor respeto por este país? Al final del día fue un error haberlo recibido, aunque la intención pudo ser buena .

Respecto de Hillary Clinton, quien rechazó la invitación del presidente Peña Nieto para asistir a México, indicó que ello responde a que la candidata demócrata tiene claro que su papel en este momento no es el de hacer visitas a otros países, pues todavía no representa al Estado de Estados Unidos, sino sólo es un candidata.

lidia.arista@eleconomista.mx

erp