El pronóstico del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) es que al terminar este sexenio se habrán afiliado 30% de las trabajadoras del hogar del país. Es decir, 70% seguirá fuera de la cobertura de beneficios, de acuerdo con el Informe 2018-2019 del organismo.