La Junta Federal de Conciliación y Arbitraje (JFCA) dejará a la próxima administración 428,500 juicios laborales de carácter individual pendientes, la cifra más alta de las últimas tres administraciones, a la que se suman los 1,505 juicios colectivos para totalizar una carga de trabajo de 430,005 expedientes, informó su presidente, José Francisco Maciel Amaya.

Al presentar su informe de laborales, el último de esta administración, dijo que la Junta enfrenta un importante rezago en personal, pues en dos años se cancelaron 379 plazas laborales, por lo que se tuvo que hacer una reingeniería para atender el mayor número de demandas posibles logrando “consolidar la paz laboral”.

De acuerdo con los datos presentados ante magistrados, representantes sindicales, abogados laborales y el sector patronal, en el sexenio del expresidente Ernesto Zedillo el rezago fue de más de 88,000 expedientes, en el de Vicente Fox fue de 146,000 expedientes, en el de Felipe Calderón 383,000, y en el actual se llegó a 428,500.

En el caso de los juicios colectivos, es decir, en donde se encuentran representaciones sindicales, 916 son por emplazamiento a huelga; 577 por conflictos colectivos y 12 por estallamiento de huelga.

Respecto a los juicios individuales, 34% se concentra en demandas por seguridad social, 16% en el tema de afores, y 21% se encuentra en demandas al sector privado (ya sea por despidos injustificados).

Por otra parte, Maciel Amaya expuso que se han concluido 47,544 asuntos colectivos y 530,503 asuntos individuales, “se estima que el programa presupuestario de impartición de justicia atiende a más de 1 millón de trabajadores beneficiarios”.

El secretario del Trabajo y Previsión Social, Roberto Campa Cifrián, destacó que, pese al rezago y a la falta de personal, se logró hacer un buen trabajo en la Junta e incluso contribuye a mantener la paz laboral, “con la paz laboral, no quiere decir que no haya habido esta exigencia diaria que se refleja en los emplazamientos, decenas de miles de emplazamientos. Pero también es una buena noticia que la enorme mayoría de ellos en esta administración, y lo digo con orgullo, 100 % se ha resuelto por la vía de la conciliación y el diálogo”.

Casos pendientes

Por otra parte, quedan en proceso de resolución temas emblemáticos como la liquidación a los trabajadores de Mexicana de Aviación, quienes aún no reciben ningún recurso; asimismo, el caso de la devolución de los 55 millones de dólares del Fideicomiso Minero, cuyo fallo de la Junta obliga al líder Napoleón Gómez Urrutia a hacer entrega a los trabajadores de dicho recurso. Al respecto, Campa Cifrián manifestó que “no es un pendiente el que se deja en ambos casos, pues están siguiendo su curso, siguen su proceso jurídico”.

En tanto, el presidente de la JFCA, Maciel Amaya, dijo que se han empezado a recibir varias impugnaciones sobre el proceso de elección que se desarrolló en el Sindicato de Petróleos Mexicanos, en el que se ratificó como dirigente a Carlos Romero Deschamps.

[email protected]