Los salarios en México se encuentran lejos de mostrar una recuperación, se mantienen por debajo de los países de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y en la última década (2008-2017) registraron una caída de 1.7%; de acuerdo con el Informe Mundial sobre Salarios 2018/2019”.

La OIT señala que México no ha logrado una recuperación desde la crisis económica en 2008. “En América Latina y el Caribe, el crecimiento del salario real en 2017 aumentó ligeramente en comparación con 2016, pero sigue siendo relativamente bajo, por debajo de 1 por ciento”, refiere el informe.

Asimismo, considerando América Latina, México ocupa el lugar 16 de 19; y está con Guatemala, Jamaica, Trinidad y Tobago, como las naciones con decrecimientos. El mejor comportamiento en salario fue para Panamá (5.2), Uruguay (3.5), Costa Rica (3.1) y Chile (2.4).

Por otra parte, México se ubica en el grupo de países con ingresos medios, en donde la desigualdad salarial es superior al promedio global, que está de 35.5%, y nuestro país se ubica en 41.1 por ciento.

En ese sentido, nuestro país se encuentra en las economías en donde el salario promedio sigue siendo bajo e insuficiente para cubrir adecuadamente las necesidades de los trabajadores y sus familias. “En las economías de ingresos bajos y medios, se estima que 50% de todos los asalariados continúan trabajando en la economía informal”, indicó.

María Fonseca, especialista del Tecnológico de Monterrey, comentó que “la carencia de una estrategia efectiva para frenar el debilitamiento salarial ha impedido presentar avances en el combate a la informalidad”. Añadió que “una de las causas que influyen significativamente en la precarización de los salarios es la carencia de puestos de trabajo que requieren de un elevado grado de especialización”.

Víctor Chávez, especialista en recursos humanos de Grupo Human, explicó que “el hecho de no contar con un ingreso justo en el mercado formal alienta a que los trabajadores se vayan a la informalidad”. Así la informalidad de la economía aumentó 2.2% a tasa anualizada durante el tercer trimestre del año, de manera que los trabajadores informales representan 57% de la población ocupada en el país.

A nivel mundial, la tendencia es la misma que para México: los aumentos de salarios en el mundo nunca fueron tan bajos desde la crisis financiera del 2008 como el año pasado. Según la OIT, el aumento mundial de los salarios reales se desaceleró el año pasado, pasando de 2.4% en 2016 a 1.8% en 2017, su nivel más bajo desde 2008. (Con información de AFP).

[email protected]