La economía del comportamiento es un campo que ha investigado cómo las emociones, percepciones y prejuicios de las personas influyen en sus decisiones financieras. Si alguna vez ha sentido un impulso por comprar algo y luego se arrepiente, o ha hecho una decisión de inversión compulsiva, probablemente sabe de antemano qué tipo de problemas investiga esta rama de la economía.

En los últimos años este campo ha cobrado mayor fuerza al buscar ayudar a las personas a identificar sus fortalezas y debilidades en el manejo de sus finanzas.

Un ejemplo de lo que se ha realizado en varios países alrededor del mundo lo rescata el documento Behavioral insights and public policy: lessons from around the world , de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Mediante la presentación de una serie de estudios de caso, se busca detallar cómo las percepciones del comportamiento han sido aplicadas en miembros y países asociados de la OCDE como una herramienta para ayudar a los consumidores a acceder a productos y mercados financieros de una manera justa y benéfica .

Algunas de estas iniciativas se enfocan en ayudar a los inversionistas a tomar mejores decisiones; cómo brindar educación financiera en las escuelas; maneras de prevenir el sobreendeudamiento; identificar cuándo se está pagando innecesariamente de más por un seguro, y hacer que la gente se preocupe por su retiro.

Italia: Iniciativas para educar a los inversionistas

Varios estudios han mostrado que las preferencias de riesgo en inversiones y las decisiones financieras son susceptibles de indecisión, refiere el documento de la OCDE, ya que el nivel de educación financiera de una persona así como factores emocionales en el proceso de decisión pueden empujarle hacia elecciones sesgadas .

Esto ha iniciado un debate sobre cuál es la mejor manera para transmitir la información financiera a los consumidores. Por ello, la Commissione Nazionale per le Società e la Borsa (Consob), regulador italiano, investigó cómo la representación de la relación riesgo-rendimiento en una inversión afecta las decisiones que toma una persona.

Con los resultados de esta investigación, la Consob optó por tomar las siguientes acciones en su sitio web, para orientar a los inversionistas:

  • Proveer de información y referencias a aquellos interesados en aprender nociones básicas de inversiones o profundizar en la cultura financiera.
  • Suministrar herramientas (como cuestionarios y retroalimentación personalizada) para que los usuarios pongan a prueba su conocimiento financiero (en tres dificultades distintas).
  • Brindar herramientas (como cuestionarios y retroalimentación personalizada) a los inversionistas para poner a prueba su perfil de riesgo y otros rasgos como la impulsividad, el exceso de confianza y la exposición a otros prejuicios de comportamiento.

España: Educación financiera para las escuelas

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) de España, en colaboración con el Banco de España, comenzó a desarrollar un programa nacional de educación financiera que empoderara a los consumidores en el manejo de sus finanzas, mediante información, y la enseñanza de valores y habilidades.

El desarrollo del programa, rescata el documento de la OCDE, se basó en varios principios de la psicología del comportamiento, por lo que en el proceso de toma de decisiones financieras se consideró la influencia de las preferencias, creencias y motivaciones de los estudiantes así como el contexto en el que se encuentran.

El material didáctico desarrollado incluyó libros y guías para profesores y estudiantes así como una página web. Los materiales del programa facilitaron el establecimiento de objetivos y los aprendizajes para alcanzar estas metas, a la par de que se mantenía la motivación entre los estudiantes , explica la Organización, y añade que estos parámetros se tomaron en cuenta para una posterior evaluación del proyecto en 28 escuelas, con 1,842 alumnos y 926 profesores.

El resultado de estas consideraciones se tradujo en que el programa y sus materiales fueron bien aceptados por más de 70% de los maestros, y 88% de ellos consideró que el programa debería continuar en niveles de educación superiores. Además, los alumnos mostraron mayores conocimientos y competencias en distintas áreas financieras. El programa se sometió a algunas modificaciones conforme se implementó.

Uganda y Ghana: Previniendo el sobreendeudamiento

Aunque la expansión de los microcréditos abre nuevas oportunidades para que los microempresarios puedan iniciar un negocio, un exceso de opciones de préstamo en el entorno aumenta los riesgos de que una persona se sobreendeude, advierte el informe de la OCDE.

Por ello, se trabajó en una manera para prevenir este riesgo, tanto para acreditados de instituciones formales, semiformales (no reguladas por el banco central), informales (como otras personas que se dedican a ello de tiempo completo) y prestamistas ocasionales.

A estas personas se les realizaron varias entrevistas sobre qué eventos eran los que mayor desestabilidad financiera podrían ocasionarles, qué otros préstamos tenían y otras vulnerabilidades.

Con esta información, se descubrió que los créditos semiformales e informales daban más problemas a los acreditados, y que la formalización de las fuentes de financiamiento reducía la preocupación de las personas.

También se encontró que a mayor educación financiera, eran menores las probabilidades de sobreendeudamiento. En el caso de un mercado saturado de opciones de crédito, como Uganda, se inició una campaña de educación financiera para evitar que las personas pidieran grandes préstamos, y que lo hicieran en instituciones formales.

Aunque todavía existe cierto escepticismo ante estos métodos, el documento enfatiza la importancia de crear las condiciones adecuadas para propiciar un sano uso del crédito, sin caer en abusos.

El Reino Unido: ¿Está pagando de más por un seguro?

En el Reino Unido, la mayoría de los seguros de hogares y de automóviles tiene una renovación anual que se realiza automáticamente, a un precio pactado con anterioridad. Sin embargo, advierte la OCDE, el inconveniente en esto es que, debido a la automatización de este proceso, el cliente podría estar pagando innecesariamente precios más altos por su seguro, debido a que está dejando todas las otras opciones a un lado.

Dicho de otra manera: dado que la renovación del seguro se realiza cada año de manera automática, al usuario se le olvida incluso que la paga, por lo que también ignora que en ese año probablemente se presentaron productos más baratos.

Para contrarrestar este riesgo, la Financial Conduct Authority (FCA) comenzó un proyecto de notificaciones para alentar a los consumidores a cambiar o renegociar sus coberturas cuando sea tiempo de renovarlas. Entre la información que enviaron a los consumidores se hallaba cuáles eran las mejores aseguradoras, folletos para comparar entre compañías así como la simplificación de la información de cada opción.

Estas acciones propiciaron un aumento entre 11 y 18% en los consumidores que se cambiaron de compañía o que negociaron su cobertura, la cual en algunos casos mantenía los mismos beneficios a precios más bajos.

Las notificaciones se mostraron en medios de comunicación, presencialmente a los consumidores, vía SMS y correo electrónico, siendo de mayor impacto las primeras.

[email protected]