¿Presta su tarjeta de crédito a familiares y amigos? ¿Sabía que los movimientos que realice a partir del 2014 con su plástico serán monitoreados también por el SAT? ¿Conoce el término de discrepancia fiscal?

Muchas personas prestan su tarjeta de crédito , ya sea para ayudar a alguien con su compra o para crecer los beneficios que su tarjeta de crédito le brindará al realizar las mayores compras posibles (como puntos extra o acumulación de millas); sin embargo, esta medida podría serle más perjudicial que benéfica a partir de este año.

Lo anterior debido a que entre las modificaciones que se llevaron a cabo en la Ley del Impuesto Sobre la Renta, a partir del 2014 el Servicio de Administración Tributaria (SAT) podrá revisar los movimientos realizados con su tarjeta de crédito para cerciorarse de que sus egresos coincidan con sus ingresos declarados ante el fisco y que no caiga en una discrepancia fiscal.

El fisco podrá fiscalizar evaluando los movimientos realizados con una tarjeta de crédito, por lo que prestarla o sacar tarjetas adicionales podría ser contraproducente; ya que el gasto que realice al mes con su tarjeta contará para que el fisco considere que esa cantidad la debió percibir en su ingreso, por lo que debió incluirla en su declaración de impuestos , advirtió Edson Uribe Guerrero, coordinador general ejecutivo de la Procuraduría de la Defensa del Contribuyente (Prodecon).

Para no caer en esta situación, Gerardo García Campa, integrante de la Comisión de Desarrollo Profesional Fiscal 1 del Colegio de Contadores Públicos de México, recomendó seguir las siguientes precauciones:

  • No preste su tarjeta de crédito para que un tercero realice pagos. A pesar de que, en caso de detectar una discrepancia fiscal, el SAT le brinda la oportunidad de demostrar que ciertos egresos no pueden ser considerarlos propios, esto es muy complicado y poco probable de comprobar.
  • Evite proporcionar tarjetas adicionales, pues cualquier gasto realizado con éstas también se sumará y contabilizará como egresos suyos al ser el titular de la cuenta, no importando que la tarjeta adicional no se ocupe para su beneficio.
  • Utilice su tarjeta de crédito mesuradamente, evitando gastar más de lo que obtiene y declara como ingresos ante el SAT. Apegarse a su ingreso facilitará poder justificar los movimientos realizados con dicha herramienta.
  • Evite utilizar su plástico como medio de financiamiento de cantidades muy altas, pues al realizar con ella gastos mayores a su salario es más propenso a una revisión-aunque dicha cantidad este financiada-, si es así, procure tener comprobantes.
  • Cada vez que pague algo con su tarjeta de crédito procure allegarse de los comprobantes fiscales conducentes y documentos como estados de cuenta o contratos de financiamiento, para que si el SAT detecta alguna discrepancia, usted tenga forma de demostrarle que no está incurriendo en dicha figura.

Si considera esta información, será complicado que Hacienda lo pueda requerir por discrepancia fiscal o bien, que si éste es el caso, usted podrá contar con todas las herramientas suficientes para demostrar que dichos gastos no provienen de ingresos extras no declarados.

García Campa descartó que exista un monto mínimo por el cual usted pueda ser sujeto a una investigación por parte de la Secretaría de Hacienda; sin embargo, consideró que la posibilidad de caer en este proceso se dará sólo cuando existen diferencias entre sus egresos y los ingresos declarados.

MOVIMIENTOS CON TDC SERÁN EVALUADOS HASTA EL 2015

Debido a que el uso de tarjetas de crédito será comparado con sus ingresos a partir del 2014, Edson Uribe Guerrero, coordinador general ejecutivo de la Procuraduría de la Defensa del Contribuyente (Prodecon), advirtió que a lo largo del año el Servicio de Administración Tributaria (SAT) observará estas operaciones bancarias, realizando un corte el próximo 31 de diciembre, cuando solicitará a los bancos la información de tarjetas de crédito, una vez que cuente con ésta y que vea cuánto declaran las personas físicas en el 2015, podrían saltar a la vista las discrepancias fiscales e informará a los contribuyentes que están cayendo en esta acción.

Descartó que en el 2014 existan problemas con los contribuyentes en cuanto a la discrepancia fiscal, debido a que el resultado de que exista esta figura va a venir hasta que presente su declaración el próximo año y el SAT la compare con la información que le brinde su institución bancaria, momento en el cual se dará la interacción para las aclararaciones correspondientes; por lo que aclaró que seguramente habrá controversias hasta el 2015.

Invitó a los contribuyentes a comenzar a cuidar sus movimientos con tarjetas de crédito y a informarse respecto del tema por medio del organismo, para poder tener más cultura respecto de sus obligaciones fiscales. Si se acercan a la procuraduría, será más fácil conocer diferentes casos y poderlos defender .

[email protected]