En lo que va de este año, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) ha aplicado 110 sanciones a gasolineras por irregularidades en el suministro del combustible, cuyo monto asciende a más de 4.5 millones de pesos, informó Rubén Durán Miranda, subprocurador de Verificación de la dependencia.

Se prevé que el número de sanciones aumente significativamente durante el segundo semestre del 2011, debido a que el proceso

de verificación y sanción lleva aproximadamente tres meses desde que se presenta la queja, se exhiben las pruebas y hasta que se aplica la multa correspondiente, explicó el funcionario.

Denuncian anomalías

Las denuncias están concentradas en mayor medida en el Distrito Federal, Estado de México y Jalisco debido a que tienen un parque vehicular más grande.

Actualmente se han presentado 2,500 denuncias por parte de consumidores y de ese número falta programar 793, que se irán desahogando en los próximos meses, informó Durán Miranda.

El año pasado se aplicaron poco más de 500 sanciones a estaciones de servicio, lo que se tradujo en 20.5 millones de pesos en multas.

Los montos por sanciones monetarias tienen un límite de hasta 20,000 salarios mínimos, pero en casos de reincidencia, sube hasta el doble. El margen en el que se encuentra la imposición de multas es de 75,000 a 400,000 pesos, detalló el Subprocurador de Verificación.

Para Durán Miranda, las irregularidades en las gasolineras no sólo implican un problema de gasto, sino de seguridad , por ello la Profeco además de llevar acabo el programa de verificación permanente en las 9,200 estaciones de servicio que conforman el padrón de Pemex, también seguirá con las verificaciones adicionales a las estaciones que presenten reportes.

Cada uno de los consumidores que presumen una irregularidad en una estación de servicio se corrobora con una inspección de campo muy exhaustiva de los instrumentos de medición , enfatizó.

Mililitros de tolerancia

No todas las irregularidades en materia de verificación constituyen un faltante en el combustible, aclaró el Subprocurador de Verificación.

De hecho, el funcionario explicó: La norma oficial actualmente establece una tolerancia de 100 mililitros por cada 20 litros, entonces cualquier parámetro que salga de los límites se hará acreedor de una inmovilización del instrumento .

[email protected]