Cuando el Servicio de Administración Tributaria (SAT) habla de un crédito condonado trae implícito un acuerdo bilateral, en el que el contribuyente sabe que por estar en ciertos supuestos algunos de ellos errores por parte de la autoridad tiene derecho a que Hacienda no le cobre el adeudo.

El organismo precisó que las multas susceptibles de condonarse son a las impuestas por infracción a las disposiciones fiscales y aduaneras; las autodeterminadas por el contribuyente; las que derivan de declarar pérdidas fiscales mayores a las realmente sufridas y a las asignadas al sector primario.

La autoridad precisó que, respecto de la condonación, ésta se aplica sólo a las multas y el beneficio de la misma se condiciona, en su caso, al pago de la contribución omitida.

La publicación de la relación de contribuyentes incumplidos obedece al interés prioritario de informar a los contribuyentes, y a la opinión pública en general, la relación de datos para que tenga elementos de decisión al momento de realizar cualquier transacción comercial , precisó el SAT.

Ante dicha declaración, Raúl Jorge Yáñez, académico de la Escuela de Contaduría en la Universidad Panamericana, consideró que es una medida que daña la integridad de los contribuyentes, pues con ello se desincentivan las operaciones comerciales de muchas empresas.

Muchos contribuyentes que se encuentran en dicha lista están ahí por error. Dar a conocer el nombre de las personas es una postura abusiva de la autoridad, daña la imagen de los contribuyentes , precisó el catedrático.

karla.gomez@eleconomista.mx