Aun en los viajes relámpago se puede disfrutar de un viaje en familia, pareja o amigos, sólo se requiere de armar un presupuesto y organizar bien las prioridades, revela Almundo.

De acuerdo con la agencia de viajes, para aprovechar al máximo un viaje corto (de fin de semana o escapadas de dos o tres días), basta con armar un presupuesto, pues al ser un viaje relámpago los gastos no deben ser tantos como unas vacaciones normales.

Señala que se puede aprovechar el tiempo en recorrer lo más que se pueda del destino a visitar, lo cual permitirá reducir gastos.

Además, este tipo de salidas se basan más en la experiencia que por el destino, por lo que se recomienda revisar los sitios que ofrecen descuentos o paquetes que incluyen, transporte, hospedaje y en ocasiones alimentos y bebidas.