Nadie está exento de sufrir un accidente automovilístico. Datos de la última actualización del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, en el 2016, en México se registraron 360,051 accidentes de tránsito en las zonas urbanas, de éstos, los días con mayor número de incidencia registrados fueron: domingo (22%), sábado (18.5%) y viernes (14.1 por ciento).

De acuerdo con Sebastián Medrano Gallo, experto en producto de la plataforma Coru.com, la importancia de contar con un seguro para automóvil permitirá al cliente estar protegido ante cualquier evento o percance que pueda tener con su vehículo.

“Lo mejor es estar protegido siempre y contar con un seguro de auto que le permita responder en caso de haber ocasionado el incidente, o bien, que lo oriente si resulta ser el afectado”, dijo.

El experto de la plataforma también señaló la importancia que tiene el ajustador de la aseguradora al momento del accidente.

“Si se encuentra implicado en un choque, lo mejor es llamar a su aseguradora y solicitar el apoyo de un ajustador de la compañía con quien tenga contratado el seguro de auto, él le ayudará a mediar y dar una solución a la situación”, añadió Medrano Gallo.

Ante un escenario de choque, y con el propósito de poder comparar la mejor alternativa que le pueda generar un ahorro dentro de sus finanzas cuenta con dos opciones: que la aseguradora le pague los daños para que pueda realizar su reparación en otro taller o agencia, o bien, que la compañía lo repare por medio de los talleres con los que tenga  algún convenio.

“Cuando se tiene un choque y el daño al vehículo es mayor al deducible establecido en la póliza del seguro, la aseguradora puede ofrecerle las opciones de pago de daños o reparación de la unidad, para ello, en Coru podemos orientar a los conductores sobre cada una de las opciones anteriores”, expuso.

SI DECIDE PEDIR PAGO POR DAÑOS

De acuerdo con el experto de la plataforma, primero es necesario que el cliente consulte con el ajustador la viabilidad de solicitar el pago por daños, ya que no todas las aseguradoras permiten este tipo de acuerdos.

“Si procede, la aseguradora valuará el daño y, en caso de estar de acuerdo con la cantidad, le hará entrega del dinero para que haga la reparación del vehículo por su cuenta. Para ello, deberá firmar una carta donde libere de cualquier responsabilidad a la aseguradora, además pagar el deducible correspondiente, si es el caso”, detalló.

Medrano Gallo explicó que el cliente podrá elegir el taller o agencia en donde se realizará la reparación del vehículo con el fin de poder economizar gastos; sin embargo, también alertó que, antes de hacer un trato con la aseguradora, el usuario debe cotizar la reparación del daño en al menos dos talleres o agencias distintas.

“Al realizar la cotización, ya sea en la agencia o taller de confianza del cliente, contará con un parámetro del costo de reparación y así podrá solicitar a la aseguradora una cantidad razonable, además de saber si le conviene llevarlo a un taller externo (...) esto le da la ventaja de poder contar con su automóvil en un plazo menor al que quizás la aseguradora puede tenerlo, esto también es una inversión para el cliente en cuestión de horarios o actividades”, precisó.

En ese sentido, coincide Enrique Vera, subdirector de Servicios de Siniestros en la aseguradora Quálitas, ya que explica que si el cliente opta por el pago de daños, existe una principal desventaja al encontrase con mayores costos al momento de repararlo en un taller externo.

“En el pago de daños, una desventaja es que si el cliente compra las partes por su cuenta, puede conseguirlas con un costo mayor”, refirió.

SI LA ASEGURADORA REPARA

Por otro lado, si el cliente acepta que la aseguradora repare el vehículo, ésta determinará en qué taller se hará la reparación de la unidad, así el vehículo estará seguro y resguardado en todo momento.

“Se tiene una garantía de la reparación, en caso de alguna falla o que el daño no se haya reparado correctamente, se puede realizar la reclamación correspondiente a la aseguradora y solicitar que se repare nuevamente las veces que sean necesarias, hasta que la unidad quede en su correcto funcionamiento”, declaró Medrano Gallo.

También se debe tomar en cuenta que el monto a cubrir por la reparación sólo será el deducible estipulado en la póliza del seguro de su auto.

Es importante que tome en cuenta que algunas aseguradoras cubren el transporte del vehículo del lugar del incidente al sitio de valuación o taller de reparación.

Para Enrique Vera, Quálitas brinda la oportunidad a sus clientes de poder elegir entre ambas opciones, pero en el caso de que el cliente decida por mandar a reparación con la aseguradora, el representante de la empresa menciona que los tiempos de respuesta se volverán más eficientes.

“En el caso de la reparación del auto por parte de la aseguradora, Quálitas apoya con la búsqueda de las piezas para la reparación a través de los convenios que tiene con talleres y agencias, lo que puede ayudar a mejorar los tiempos de respuesta. Además, se mantiene en comunicación electrónica continua con el asegurado a través de nuestro sistema de notificaciones en donde se manda el estatus de las reparaciones vía correo electrónico”, dijo.

Sin embargo, existen asegurados con necesidades específicas que deciden pedir el pago de daños: “En casos concretos, como el transporte público o automóviles acondicionados para personas discapacitadas, son sectores que prefieren pedir el pago de daños”.

La unidad dañada deberá presentarse en el centro de valuación establecido por la compañía de seguros, ahí se realizará la valoración de daños y se procederá con la opción elegida por el propietario de la unidad. Por lo general, la aseguradora da un plazo de tiempo para realizar la valuación, en caso de no llevar el vehículo dentro de este tiempo, la aseguradora podría no hacerse cargo de los daños.

Tanto el experto de Coru.com como el subdirector de Quálitas coinciden en el hecho de que el cliente siempre contará con la última palabra para poder escoger qué opción le parece más viable; no obstante, recomiendan que evalúen con detenimiento los pros y contras que ofrecen estas alternativas.

“En Quálitas, facilitamos ambas opciones para que el asegurado pueda decidir de acuerdo con sus necesidades particulares; si desea reparar su vehículo en talleres que tienen convenio con Quálitas o busca el taller de su preferencia”, expuso.