Desplazarse hacia el trabajo por las mañanas suele ser toda una odisea, no porque seamos flojos y sepamos lo que nos espera un lunes por la mañana, sino porque los trayectos son cada vez más nocivos no sólo en lo que a calidad de vida se refiere, sino también para nuestra economía.

La ciudad de México tiene el segundo lugar a nivel mundial en congestión vial con 55%, sólo por debajo de Estambul, según el índice TomTom. Además, cada uno de sus más de 20 millones de habitantes gasta un promedio de 110 horas hombre anualmente en el tráfico.

Si a esto añadimos los costos, el escenario se torna aún más sombrío para el automovilista. Desplazarnos diariamente en automóvil genera un gasto de 14,400 pesos anuales tan sólo en gasolina (...) Además, gastamos 3,600 pesos anuales en estacionamientos, sin contar los 555 de las placas, 247 de la verificación y el pago anual del seguro que oscila en 12,000 pesos , advierte Eduardo Cymerman, director general de Electrobike.

No obstante, existen alternativas que además de ser amigables con sus finanzas personales y calidad de vida, también lo son con el ambiente, por lo que a largo plazo todos salen ganando.

Bicicletas, para todas ?las carteras

En el espacio en el que cabe un automóvil pueden caber 16 bicicletas, según el directivo de Electrobike, aspecto de relevancia ya que en esta ciudad cada espacio es vital. La apuesta del gobierno ha sido por el transporte privado como los automóviles, y no hay espacio para albergar todos los automóviles que tenemos .

En este sentido, las bicicletas han sido uno de los medios de transporte alternativos con mejor respuesta de la población. Las cifras de Ecobici muestran que tan sólo en sus bicicletas se registran 33,700 viajes diarios en promedio, y más de 25 millones en los cinco años que el programa ha estado presente en la urbe.

La bicicleta es un sistema de transporte más económico que el automóvil. Si hace uso del transporte intermodal para ir a su trabajo, incluyendo la bicicleta, puede ahorrar aproximadamente 8 pesos diarios, 160 al mes y casi 2,000 al año, detalla la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

Además, contrario al costo anual de mantenimiento anual de un automóvil (30,802 pesos en promedio), el de una bicicleta normal oscila entre 300 y 1,000 pesos.

Sin embargo, el porqué seguimos usando el automóvil a pesar del escenario antes mencionado responde a varios factores. Según el informe Biciudades 2013 del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), las ciudades tienen una infraestructura limitada para la movilidad en bicicleta, pero están tratando de promocionar esta alternativa.

No obstante, advierte el BID, los ciudadanos no necesariamente apoyan estas iniciativas. Muchas personas perciben las ventajas de las bicicletas, pero otras las asocian con un estatus socioeconómico bajo. Factores como la seguridad y el robo de bicicletas, entre otros, también figuran como obstáculos , indica el documento.

Bicicletas eléctricas, lo mejor de ambos mundos

Otra alternativa para quienes no desean llegar cansados a su destino, por el esfuerzo que requiere andar en una bicicleta normal, son las que utilizan energía eléctrica.

Las bicicletas eléctricas son incluyentes para niños desde ocho años hasta gente de la tercera edad, porque les permite moverse en una bici pero con la ayuda de un motor eléctrico que se alimenta de una batería que, con cargarse de dos a cuatro horas, ofrece de 30 a 40 kilómetros de autonomía , detalla Cymerman.

Respecto del combustible, este tipo de vehículos consume 1 kw/hr por cada 100 kilómetros recorridos, lo que se traduce en dos pesos en el recibo de luz, según el directivo de Electrobike. A esto, se añade el costo de un mantenimiento anual de 2,500 pesos tomando en cuenta una revisión cada seis meses y un seguro contra robos, más la batería que tiene una vida útil de dos a cuatro años y cuyo precio va de 5,000 a 8,000 pesos.

Este tipo de bicicletas, que ofrecen empresas como Electrobike, Bikeon y Bikel, son plegables, ahorran espacio y, tomando en cuenta el gasto de un automóvil o viajar en transporte público, pueden ayudarle a recuperar su inversión en tres meses.

Se trata de evitar estrés y pasar tiempo con nuestros familiares, aprovechar el tiempo que pasamos en el tráfico. Optar por transportes ecológicos utilizando energía mínima es amigable con el medio ambiente , añadió Cymerman.

[email protected]