Las tablets se han convertido en uno de los dispositivos más útiles y necesarios para la mayoría de las personas en su día a día; tan es así que incluso cuando debería desconectarse del trabajo y aprovechar su tiempo libre en vacaciones, no lo hace del todo. El uso de este tipo de dispositivos se ha disparado en los últimos años y esto se debe a las posibilidades que éstas ofrecen, ya que se puede usar en cualquier lugar, en el momento que se requieran ¡hasta en vacaciones!

Según un estudio que realizaron en Prosper Mobile Insights, 78.8% de los usuarios tienen el hábito de usar las tablets durante las vacaciones. Sólo 2.2% afirman que prefieren dejar este aparato en casa y disfrutar de su tiempo libre, aunque también hay un término medio, porque 18.9% lo lleva consigo pero sólo lo usa en contadas ocasiones.

Adquirir una tableta también requiere una inversión y si no tiene los cuidados óptimos puede que termine perdiendo dicho desembolso y peor aún toda la información que en ella pueda tener. Para que lo anterior no sea su caso Iñaki Paz, head of Marketing & Communications en ASUS México, recomendó que cuando vaya de vacaciones, nunca olvide la protección del equipo y evite que se estropeen cuando visite sitios turísticos.

Exhortó a que lo primero que haga es llevar el equipo siempre protegido con una buena funda, la cual lo mantenga acolchado para evitar posibles golpes; y que sea impermeable, para evitar mojar todo el contenido cuando lo sorprenda la lluvia, el agua de la alberca, el mar o incluso la nieve.

Iñaki Paz consideró que en pocos sitios sufre más un aparato electrónico como en la playa, ya que el aire del mar se come todo lo que encuentra en su camino, y el mejor consejo que se puede dar es no llevarse la tablet a la playa. Pero si no puede evitar la tentación, es recomendable que la lleve siempre en la mochila, y sacarla lo menos posible o lo justamente necesario. Y por supuesto no dejar nunca la mochila apoyada en la arena.

Para quienes prefieren otro tipo de sitios turísticos como una montaña o sitios fríos, informó que el aire de estos lugares es más permisivo con los equipos, ya que las máquinas no sufren tanto con el aire frío de las cumbres pero las baterías tienen aquí a su gran enemigo; el frío se come las baterías, las consume en un abrir y cerrar de ojos. Por ello, dijo estamos obligados a llevar abrigadas a nuestra fuente de energía, pues nos podemos quedar sin ellas en el momento más importante; no basta con llevarlas en la mochila, siempre bien cerrada y con la funda impermeable si hace frío, el mejor consejo en estos casos es llevarlas pegadas al cuerpo, en los bolsillos interiores de nuestros abrigos, ese es el mejor sitio donde pueden estar .

Recordó que para proteger bien su tablet hay una gran variedad de accesorios de que le ayudarán a protegerlos en vacaciones.

mfh