Las ocho horas que un profesional pasa sentado frente a la computadora puede significarle daños, muchas veces irreparables, para su cuerpo, pues son enfermedades que se van haciendo crónicas a través de los años, informó trabajando.com.

Los dolores de espalda, cuello, muñecas, de cabeza y agotamiento son las afecciones más comunes que nacen a partir de tensiones y de posturas incorrectas que podrían evitarse con acciones tan simples como sentarse derecho, con la espalda recta y evitar cruzar las piernas.

La consultoría recomendó mantener cierta distancia de la pantalla de la computadora, pues el exceso de brillos o posiciones incómodas a la mirada puede causar molestias muy comunes como dolor de cabeza, visión borrosa, tensiones oculares e irritación de los ojos.

Y es que, según un estudio de la Academia Americana de Optometría, 33% de los que sufren estas dolencias al trabajar frente a la computadora (conocido como síndrome de la visión de computadora) estará afectado de miopía en el 2020.

Así, para evitar esta afección, es necesario pestañar frecuentemente para descansar los ojos y regular la posición de la pantalla y su inclinación, para que se ubique frente a los ojos del usuario, en una distancia ideal de 55 centímetros e impedir que se adopten posiciones forzosas al mirarla.

El teclado también genera molestias a los trabajadores, causando dolores en las articulaciones a largo plazo, por lo que es ideal dejar una distancia de 10 centímetros o más, para ubicar las muñecas en la mesa y no en el aire para no forzarlas, destacó trabajando.com.