En el primer trimestre del año, la cantidad de malware bancario móvil, diseñado para robar credenciales y dinero de las cuentas bancarias, creció 58%, al registrarse 29,841 archivos y más de 300,000 ataques a usuarios, de acuerdo con Kaspersky.

Un estudio de la firma explica que por lo general roban fondos directamente de las cuentas de las personas de la banca móvil, pero a veces su propósito cambia para quitar otros tipos de credenciales.

“Por lo general, este malware aparenta ser una aplicación legítima, como la que se emplea para las transacciones bancarias. Cuando la víctima intenta ingresar a su aplicación bancaria genuina, los atacantes también obtienen acceso”.

La compañía de seguridad detalló en un comunicado que en el cuarto trimestre del 2018, los troyanos bancarios móviles representaban 1.85% de todo el malware móvil; mientras que en el primer trimestre del 2019, su participación alcanzó 3.24 por ciento.

Si bien los usuarios estuvieron expuestos a una variedad de familias de malware bancario móvil, hubo una que estuvo especialmente activa durante este periodo: una nueva versión del malware Asacub, que representó 58.4 por ciento.

“Asacub había aparecido por primera vez en el 2015; los atacantes pasaron dos años perfeccionando su estratagema de distribución y, como resultado, el malware alcanzó su punto máximo en el 2018, cuando llegó a atacar a 13,000 usuarios por día”.

Desde entonces, detalla, su tasa de propagación se ha reducido, aunque sigue siendo una amenaza importante, ya que en el primer trimestre del 2019, Kaspersky Lab detectó que este virus atacaba a un promedio de 8,200 usuarios por día.