A seis años de su nombramiento como directora del Museo Interactivo de Economía (Mide), en el 2006, y a pesar de no tener estudios de economía, Silvia Singer está convencida de que los mexicanos tienen un pensamiento muy inmediato, de muy corto plazo.

Lo sabe bien, ya que justo cuando no tenía seguro de casa, asaltaron su hogar.

Sin embargo, le pone buena cara al tiempo y sabe que llevar una buena administración puede mejorar la situación de las personas.

¿Cómo lleva sus finanzas personales?

Desde que trabajo en el Mide, he aprendido que la economía te proporciona una manera muy diferente de analizar la realidad y desde que he aprendido esto, soy mucho más consciente del valor de mi organización personal en el manejo de mis finanzas y es algo que he incorporado en las pláticas en familia, creo que las pláticas en familia son algo muy importante.

¿Tiene algún presupuesto familiar?

Sí, claro que tenemos un presupuesto familiar.

¿Cómo lo maneja?

Sabemos muy claramente cuáles son nuestros gastos fuertes fijos, que involucran los grandes rubros que tenemos que gastar una vez al año y tenemos un monto mensual del que disponemos.

¿Cuántas tarjetas de crédito maneja?

Tengo dos tarjetas de crédito. De manera muy afortunada, las he usado, en muy raras ocasiones, para financiarme a largo plazo. Por lo general las uso y las pago completas cada mes. Si no pago completo no compro, eso de los meses sin intereses y esas cosas no las utilizo.

¿Sabe qué tasa de interés le cobran esas tarjetas?

La verdad sí lo sé, pero como no las uso en ese sentido, pues no los pago, soy muy crítica y no les pago interés a los bancos.

¿Le tiene miedo a los bancos?

No, les tengo respeto, los conozco. Son altos los intereses, entonces procuro no pagarlos. Por ello, uno tiene que ser puntual y abusado cuando firma. No son buenos ni malos, sólo que hay que ver qué firma uno para que pueda uno pagar.

¿Ha manejado algún crédito hipotecario?

No lo he manejado.

¿Qué errores ha cometido en sus finanzas personales a lo largo de la vida?

Cuando estaba muy chava, no entendía que pagar el mínimo de mi tarjeta hacía que mi deuda no bajara y entonces vives medio endeudado, pero cuando te das cuenta de lo que sucede, entonces tratas de controlar tu gasto, sales de ese problema.

¿Qué sistema de pensión tiene?

Desde luego tengo un trabajo formal y, por lo tanto, estoy inscrita en una afore.

Pero ha habido momentos en mi vida laboral que he trabajado como freelance, entonces, mis cotizaciones no son lo más importante, pero en mi familia hemos creado un fondo patrimonial para enfrentar el futuro.

¿Tiene contratado algún seguro para proteger su patrimonio?

Sí, tengo todos los seguros que creo que necesito.

Tengo un seguro de vida, mi carro también está asegurado. Desde luego mi casa está asegurada y tengo un seguro de gastos médicos.

He usado el de auto, he tenido incidentes y he utilizado el seguro médico. El seguro de la casa no lo he utilizado porque cuando me asaltaron, desafortunadamente todavía no lo tenía.

¿En qué ayuda a las personas tener una planeación en sus finanzas?

Estoy convencida que de manera automática mejora tu nivel de bienestar. En el momento en que comienzas a planear tus finanzas incrementa tu bienestar y en ese sentido me gustaría decir que me encanta, el ahorro no es el dinero que me sobra, es el dinero que puedo separar, haciendo esfuerzo, para gastar en el futuro. Eso es lo importante de entender, ésa es la única manera de hacer un plan de inversiones, es la única manera de planear el futuro y eso es educación financiera.

¿Recuerda alguna anécdota por algún aprieto económico que haya tenido?

He tenido aprietos económicos igual que todo mundo. Ay, es que son horribles. En muchas ocasiones, tener un aprieto económico te pone en una situación muy vulnerable y tiene uno que recurrir a situaciones que no son nada agradables para resolverlo. Lo importante es tratar de prever que esos aprietos no se repitan.

¿Cuál es el error más constante que cometen las personas en sus finanzas personales?

No visualizar el futuro. No visualizar qué vamos a hacer cuando seamos mayores.

Estoy convencida de que tenemos un pensamiento muy inmediato, de muy corto plazo, que hay una cultura de respaldarse en la familia para el futuro, pero hoy las presiones de competencia por el trabajo son tan grandes que los hijos ya no pueden encargarse de los padres y los padres tenemos la obligación de realmente planear cómo vamos a resolver el futuro cuando ya no trabajemos.

[email protected]