A fin de potencializar la industria automotriz, como motor principal de la actividad económica de Puebla, la administración estatal encabezada por Miguel Barbosa Huerta desarrolla un diálogo positivo con Volkswagen de México, aseguró Mauricio Kuri, director de Comunicación Corporativa y Asuntos de Gobierno de la firma.

“Ha sido muy grato establecer relaciones con el gobierno de Barbosa. El nuevo gobernador ha presentado desde el primer minuto un canal de comunicación abierto y que da una señal muy clara de interés hacia el sector automotriz. Todo indica que buscan fortalecerlo. Estamos teniendo una relación dinámica, seria y respetuosa”, dijo en entrevista con El Economista.

Precisó que se han reunido con el mandatario estatal para discutir varios puntos, entre ellos, atender los planes de inversión que existen a largo plazo; a partir de este año y hasta el 2020 se tiene contemplada la llegada de más de 2,500 millones de dólares por parte de Volkswagen a la entidad.

“Las inversiones que hemos estado presentando son a largo plazo. Vemos y sentimos que hay una excelsa apertura para la llegada de capitales e incluso está la posibilidad de que se amplíe la cartera y lleguen más (...) Hay buena relación, se nos está apoyando”, refirió.

El directivo explicó que a pesar de las condiciones que se encuentran latentes en el mercado nacional, donde la economía está desacelerando, se sigue apostando por innovar en la creación de modelos automotrices y seguir creciendo.

De acuerdo con la empresa automotriz, de enero a julio del año en curso Volkswagen aumentó 9.1% anual su producción, llegando a 266,496 unidades.

“Por modelos, Volkswagen Tiguan es el vehículo con mayor producción, con 123,146 unidades en el acumulado de los meses de enero a julio, y un crecimiento de 13.7% en comparación con el mismo periodo del 2018; en la segunda posición se encuentra Jetta, con 92,218 unidades y un despunte de 7.4%; mientras que la gama Golf y Golf Variant reportaron 30,646 unidades terminadas durante dicho periodo (7% más)”, precisa el último informe.

Mauricio Kuri manifestó que aún hay temas pendientes, como resolver la inseguridad, elemento esencial para generar mayor estabilidad económica.

Para el mes de julio, en la planta de Puebla se registró la manufactura de 32,306 vehículos; el volumen de producción resultó inferior en relación con igual lapso del 2018, de 36.0%, debido a que la factoría presentó una pausa en verano.

El director de Comunicación Corporativa y Asuntos de Gobierno indicó que este año también se está trabajando en proyectos que buscan un enfoque social, como el premio Por amor a México 2019.

“También buscamos apoyar a científicos mexicanos para que realicen investigaciones relacionadas al cuidado y preservación del medio ambiente “, ahondó.

Bloqueos

La semana pasada, miembros de la Unión Nacional de Trabajadores Agrícolas y del Frente Auténtico del Campo cerraron la autopista México-Puebla en ambos sentidos, además de que mantuvieron bloqueada la caseta de Amozoc, que es la salida para Veracruz.

Ante este escenario, las plantas de Volkswagen y Audi determinaron suspender la producción en sus segundos turnos, medida que también aplicaron algunas de las proveedoras.

Al respecto, Mauricio Kuri señaló que en cuanto se presentó la situación se comunicaron con las autoridades locales para cuestiones de seguridad. “Aún no tenemos cuantificadas las pérdidas económicas, pero el resto de las operaciones han seguido”.

[email protected]