Tijuana, BC. La modernización de la aduana en la frontera de Tijuana promete convertir a la ciudad fronteriza en punta de lanza en la industria de las exportaciones, con una reducción de los tiempos de inspección y con la garantía de que los productos que cruzan de México hacia Estados Unidos lo hagan bajo estrictos marcos de seguridad con la ayuda de tecnología.

La apuesta del gobierno federal, tras su compromiso con la Organización Mundial de Aduanas, es la de homologar los criterios de operación en los puertos fronterizos y para ello puso en marcha el Proyecto de Integración Tecnológica Aduanera (PITA), que prácticamente consiste en la automatización del sistema de revisión en la cadena de operación aduanera.

La consejera de la Asociación Nacional de Usuarios de Sistemas de Comercio Exterior, Lorena Beltrán, explicó que el proyecto arrancará este mes en Tijuana, luego de que desde septiembre del año pasado se hubiera retrasado el arranque del plan piloto.

La ciudad fronteriza ocupa el tercer lugar con el mayor número de exportaciones del país, después de Nuevo Laredo, Tamaulipas y Ciudad Juárez, Chihuahua; sin embargo, es líder de la industria maquiladora con 691 empresas que forman parte del programa Industria Manufacturera, Maquiladora y de Servicios de Exportación.

Además, según la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos en el 2016 hubo un promedio de 3,200 cruces de exportación diarios entre carga y vacíos, con un promedio de tres horas por cada unidad para cruzar.

Beneficios

Lorena Beltrán manifestó que con la modernización, los principales beneficios para las empresas exportadoras tienen que ver con la disminución de costos en horas hombre, combustible y desgaste de unidades de transporte, así como de las vías de circulación.

Por ejemplo, la proyección es que en lugar de durar más de dos horas para cruzar, el tiempo se reduzca a solamente cinco minutos.

La consejera de la Asociación Nacional de Usuarios de Sistemas de Comercio Exterior ahondó que una vez que el PITA se encuentre funcional, la mejora en el tiempo de espera para el cruce muestra una reducción de 95.8 por ciento.

“No sólo se trata del beneficio para las empresas y que incluso puedan ser más eficientes. Si antes había tres o cuatro cruces por el tiempo ahora habrá el doble, pero también hay que pensar que esta modernización coloca al estado como un atractivo de inversión extranjera”, advirtió.

En las ventas al exterior por modo carretero, que representan más de 60.0% del total, las principales aduanas por esta vía, considerando el monto, fueron durante el 2017 Nuevo Laredo, Ciudad Juárez y Tijuana.

Esta última ciudad mostró un crecimiento anual de 1.8%, frente a una caída de 6.2% en el 2016.

[email protected]