Querétaro, Qro. Los retrasos en las lluvias, que han generado condiciones de sequía, afectarían a entre 7,500 y 8,000 productores agropecuarios de Querétaro, que representan 55% del total que hay en toda la entidad.

El presidente de la Unión Ganadera Regional de Querétaro (UGRQ), Alejandro Ugalde Tinoco, explicó que esta problemática se acentúa en los municipios del semidesierto a la Sierra Gorda, es decir, en el norte del estado.

Específicamente en la zona serrana, añadió, la producción tiene alta dependencia de los vasos receptores de agua, por lo que están a expensas del líquido que esté disponible en estos espacios.

“Dependemos todavía de las aguas que tenemos en los vasos receptores, principalmente en la zona serrana; el día que se acabe el agua de esos vasos tendríamos un problema todavía más agudo; sí estamos con un problema fuerte, pero ahorita se está atendiendo, veremos hasta dónde nos da la capacidad para llevar el agua”, pronunció.

La UGRQ, en coordinación con la Secretaría de Desarrollo Agropecuario (Sedea), ha establecido la estrategia de suministrar agua por medio de siete pipas.

“El año pasado (el gobierno estatal) nos hizo favor de asignarnos siete pipas para las diferentes asociaciones en la zona serrana y son las que estamos trabajando para poder llevar este vital líquido con todos los productores”, indicó Ugalde Tinoco.

Sin embargo, la incertidumbre persiste, al ser los vasos de agua la principal fuente de suministro para los productores serranos.

Esta problemática ha sido alentada tanto por los retrasos en las lluvias como por el antecedente pluvial del año pasado, cuando se presentaron lluvias esporádicas que impidieron que se abastecieran totalmente los vasos receptores de agua.

“Las precipitaciones del año fueron difíciles, es peor porque llovía y luego no llovía, entonces eso hace que cuando vuelva a llover el subsuelo absorba el agua, eso provocó que los vasos receptores que tenemos allá no se llenaran y ahorita es donde estamos viendo el problema, porque el estiaje lo hemos tenido año con año, pero el problema es que este año no tenemos agua en los vasos receptores”, refirió el presidente de la UGRQ.

En las zonas afectadas radican productores de diversas especies, en el semidesierto se acentúa la producción de ganado caprino y ovino; en la sierra, el ganado de ovino y becerro, suministrando a un segundo nivel de producción que es el proceso de engorda del animal.

“En la zona serrana principalmente son productores de ovino, son muy buenos proveedores de ganado, principalmente para Ezequiel Montes y para toda la gente que se dedica a la siguiente actividad que es la engorda del ganado; se produce mucho becerro, no podemos parar el flujo que necesita esta gente para seguir produciendo”, externó Alejandro Ugalde.

Diferentes fuentes

Como parte de las estrategias implementadas en la sierra, se han buscado fuentes alternas de abastecimiento, de donde se extrae el agua que se lleva a los abrevadores, precisó el secretario de Desarrollo Agropecuario del estado, Carl Heinz Dobler Mehner.

El gobierno estatal, dijo, apoya con el pago del flete de las pipas y los productores de la UGRQ pagan los servicios del operador.

Bajo esta dinámica se trabaja con seis pipas aportadas por el gobierno estatal y una de la unión ganadera.

Por tanto, la Sedea ha recomendado a los productores que vendan las cabezas de ganado que están en condiciones de comercializarse, para quedarse únicamente con los vientres, dado que tienen alto potencial reproductivo.

[email protected]