Puebla, Pue. El sector servicios que comprende empresas de mantenimiento, capacitación y asesorías, ha registrado la pérdida de 20,000 empleos en lo que va de la pandemia de Covid-19, sin que haya las condiciones de recuperarlos en el primer semestre al cancelarse contratos o acortarlos.

Xavier Jara Castillejos, presidente del sector de empresas de consultoría y servicios de la Cámara Nacional de la Industria de Transformación (Canacintra), sostuvo que han sido de los sectores más castigados en esta contingencia sanitaria, lo que pone en riesgo a 61 socios que son micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes).

Jara Castillejos indicó que están recurriendo al recorte de personal y gastos para subsistir, mientras no vean una recuperación económica que puede llevar dos años para el caso de las empresas de servicios.

“También los clientes están haciendo recortes de personal y gastos, lo que repercute en que bajen actividad y en el peor de los casos cancelen contratos anuales, los cuales ganaron en concursos, ya que la situación económica no permite darles continuidad”, ahondó.

Buscan otros giros

Ante la baja actividad, lo que ha propiciado el cierre de firmas socias, otras comenzaron a buscar actividades secundarias para mantenerse en lo que se retoma el interés por contratarlos.

No obstante, Jara Castillejos puntualizó que las empresas de su sector deben acostumbrarse a la nueva forma de negocios, ofreciendo mejores servicios, como son cursos en línea o promoviendo nuevos esquemas de comercio electrónico, porque esto último es lo que requieren las empresas poner más en práctica.

“Dependemos de la recuperación de las empresas para volver a reactivarnos, lo cual somos conscientes que tardará al menos este primer semestre. Pero, sí están los socios preocupados, porque están manteniendo con esfuerzos alrededor de 10,000 empleos en general”, destacó.

Indicó que otro de los retos es convencer a las empresas poblanas para que no dejen de recurrir a las plataformas tecnológicas para concretar negocios en plena pandemia, así como fortalecer su presencia en el mercado para ser más competitivas.

En este tenor, dijo que los cursos de capacitación son importantes en las empresas para que el personal responda a las necesidades actuales de la “nueva normalidad”.

Destacó que las empresas deben estar conscientes que resulta más caro encontrar un cliente nuevo que retener a uno existente, por ello deben mantenerse vigentes en temas de comercio electrónico para no perder terreno sobre todo cuando la competencia se vuelve global y más con la pandemia.