Los estados del sur-sureste presentan un rezago en producción lechera en comparación con otras regiones del país, por lo que es necesario que se detonen más proyectos de infraestructura para que mejore la conectividad carretera y haya abastecimiento de energía, aseguró Vicente Gómez Cobo, presidente de la Federación Mexicana de Lechería (Femeleche).

Desde el Hotel Presidente Intercontinental Ciudad de México, el líder de los empresarios lecheros expuso que actualmente el sector cuenta con una gran brecha regional dentro del país, ya que en que zonas como el centro y norte sí cuentan con caminos pavimentados, puentes vehiculares y plantas de luz.

Como reflejo de este avance de comunicación terrestre, las principales zonas productoras de leche en el país son el centro-norte y el centro-occidente, en donde se encuentran estados como Chihuahua, Coahuila, Durango, Jalisco, Guanajuato, Puebla y Querétaro.

Sobre cuáles han sido las situaciones o problemas que han enfrentado los estados del sur-sureste por falta del desarrollo de infraestructura para el traslado y comercialización de la leche y de sistemas de enfriamientos, el empresario destacó a Tabasco y Chiapas.

“El año pasado que llovió en Tabasco, ahora que se tuvieron que abrir las presas, los productores de leche no pudieron sacar su leche, no había caminos. En Chiapas tienen problemas en la parte de enfrentamiento de la leche porque se quedan muy seguido sin luz (...) En esta zona hay un sistema de producción diferente, es un sistema tropical, por lo que se requiere una genética diferente, pero sobre todo se requiere una infraestructura de caminos y de plantas procesadoras cercanas a los productores”, ahondó.

Gómez Cobo recalcó que el sector ve con buenos ojos que se estén detonando proyectos de infraestructura y de inversión para la región sur-sureste, como es el Istmo de Tehuantepec y el Pacto Oaxaca, que buscan el desarrollo de caminos carreteros.

“Por eso también el interés de esta administración de crecer la producción en la zona sur-sureste, que tiene grandes capacidades productivas, pero donde no ha habido una política pública nueva para que los productores de leche se puedan desarrollar”, dijo.

En cuanto a las acciones que han realizado como sector para que este rezago quede atrás, indicó que trabajan con la Asociación de Bancos de México para la generación de créditos y con ello los productores puedan contar con pequeños sistemas de enfriamientos.

Adelantó que trabajan con los Consejos Agropecuarios y los gobiernos estatales para el desarrollo de una nueva carretera náutica que vaya de Ensenada hasta Chiapas.

“Todo lo que es infraestructura ayuda, eso es innegable, hemos estado trabajando con varios estados, con los Consejos Agropecuarios, desde Baja California hasta Chiapas para que se haga una carretera náutica, de Ensenada a Chiapas (...) Esta carretera ha venido avanzando de manera importante, se están dando los pasos para que se dé la autorización”, dijo a pregunta de El Economista.

Reiteró que las autoridades federales y locales deben apostar por el desarrollo de conectividad porque pueden hacer una diferencia para los sectores económicos como el de la producción de leche, además de que puede mejorar la calidad de vida de la población.

Foro nacional

En compañía de autoridades estatales, el presidente de la Femeleche dio a conocer que se realizará este año el Sexto Foro Nacional de Lechería en Puebla. El evento se realizará bajo dos formatos; la parte virtual será del 16 al 20 de agosto, mientras que la edición física se hará el 18 en el Centro Expositor y de Convenciones de la capital poblana.

Precisó que en este evento analizarán los retos que tiene el sector y desarrollarán planes de trabajo y programas enfocados en políticas públicas para atender temas como el garantizar un mercado ordenado para los lecheros a nivel nacional, la incorporación de los pequeños productores a la cadena de valor, esquemas de financiamiento y administración de riesgos para el sector, creación de mayor infraestructura en todos los estados, la capacitación de los productores en nuevas tecnologías y la regulación del mercado de importación (más de 1,500 millones de dólares).

estados@eleconomista.mx