Querétaro, Qro. Los retrasos en la cadena global de suministro en la industria automotriz impactan directamente al sector de autopartes del estado.

El déficit de semiconductores, resinas y acero dejan afectaciones directas en la producción de piezas automotrices, expuso el presidente del Clúster Automotriz de Querétaro, Renato Villaseñor Mendoza.

Esta situación ha propiciado paros técnicos en las automotrices locales, en algunos casos programados por día, derivados de los que han recurrido las armadoras.

“Sí hay paros, lo que ocurre es que hay una crisis a nivel global de abastecimiento de partes. A nivel mundial no hay acero, no hay semiconductores para los chips, resinas para los plásticos, entonces las armadoras están teniendo grandes retos para poder continuar. Hoy, para el consumidor que quiere un auto, hay todos los elementos para hacerlo, todas las condiciones de salud, pero hay una disrupción grande en la cadena de suministro para los componentes”, refirió.

Por tanto, las armadoras han optado por administrar los componentes que llegan a sus centros, generando una producción escalonada a base de los modelos que fabrican.

La proyección de la industria local es que estas deficiencias en las cadenas de proveeduría se subsanen en el segundo semestre del año, condición que detonaría los planes de producción de la industria.

Los inventarios con los que cuentan las armadoras se han mermado, por lo que el reto para este segundo periodo del año es que conforme se retomen las cadenas de suministro haya un excedente de producción para compensar los rezagos de meses atrás. 

Las armadoras están parando por lapsos de una, dos e incluso tres semanas; en este mes las plantas de Volkswagen en Puebla y Nissan en Aguascalientes, así como en armadoras estadounidenses, han reportado paros, que generan el mismo efecto en plantas del estado. Algunas empresas comenzaron a aplicar paros desde mayo.

Los paros técnicos no han generado despidos de colaboradores, debido a que la demanda continúa, por este motivo las empresas acuerdan paros técnicos con los sindicatos.

El desabasto de insumos está relacionado con el desfase de producción y de cadenas de proveeduría que propició la pandemia por Covid-19 a nivel global.

Incentivos

Para contrarrestar el déficit de semiconductores, explicó el presidente del clúster, se estudia la posibilidad de incentivar la producción de estas piezas en otras partes del mundo, fuera del continente asiático que se había consolidado como el principal emisor de estas piezas.

Las ventas promedio de este sector se encuentran a entre 70 y 75% en relación con el nivel prepandemia, de acuerdo con reportes del clúster.

El Clúster Automotriz de Querétaro integra a 91 miembros: 80 empresas, seis universidades, dos entidades de gobierno, un centro de capacitación para el trabajo, una escuela técnica, un centro de investigación y desarrollo.

En el estado existen más de 300 empresas del sector que generan 68,000 empleos directos.  

estados@eleconomista.mx