David Cilia García y Erika Ramírez Pardo fueron rescatados esta madrugada y trasladados al Hospital regional de Juxtlahuaca, en la región Mixteca, luego de haberse escondido tras la emboscada que sujetos armados tendieron a una caravana de observadores el martes pasado.

De acuerdo al gobernador Ulises Ruiz, el rescate de los periodistas del semanario 'Contralínea' se registró luego que un helicóptero y convoy de 10 patrullas y 40 elementos de las policías Preventiva y de la Agencia Estatal de Investigaciones incursionaran en la zona.

El operativo encabezado por el Comisionado de la Policía Estatal, Jorge Alberto Quezadas Jiménez, tenía como único objetivo el rescate de los dos comunicadores, quienes se encontraban escondidos en el monte tras el ataque a la caravana que viajaba hacia la agencia de San Juan Copala, donde persiste un clima de violencia entre grupos antagónicos de la zona triqui.

De acuerdo a reportes, Cilia García y Ramírez Pardo fueron rescatados durante la madrugada de este viernes y trasladados al Hospital Regional de Juxtlahuaca, ubicado en la región Mixteca del estado.

Ramírez Pardo es atendido de una herida de bala en el pie y otro en la cintura, en tanto que su compañera Erika Soemi sólo se mantiene en observación dado que salió ilesa del tiroteo.

Con el rescate de estas dos personas, se completa el hallazgo de las cinco personas que la Sección 22 del SNTE e integrantes de la APPO habían reportado como desaparecidos desde el martes pasado, cuando sujetos armados atacaron la caravana encabezada por estas organizaciones que pretendían llevar víveres al autodenominado 'municipio autónomo' de San Juan Copala.

Al respecto, el gobernador Ulises Ruiz afirmó que su administración 'castigará con todo el peso de la ley a los responsables del ataque a una caravana de observadores', en donde perdieran la vida el finlandés Jyri Antero Jaakkola y Beatriz Alberta Cariño Trujillo.

/doch