Puebla, Pue. Si el gobierno del estado busca atraer más inversiones en el sector industrial, requiere a la par promover que desarrolladores amplíen la oferta en infraestructura de complejos fabriles, ya que los 20 actuales son insuficientes, considerando que ofrecen poca disponibilidad en naves.

Así lo comentó el director de investigación de la consultoría Solili, Pablo López Gallardo, quien analiza el comportamiento de los sectores oficina e industrial para las principales ciudades del país; consideró que es momento de que las autoridades empiecen a prever esta necesidad de parques industriales.

De los tres corredores industriales detectados, indicó, el de la autopista México-Puebla, donde está la planta Volkswagen; el de Huejotzingo, que concentra a textileras y autoparteras; además, tiene en frente el aeropuerto internacional, así como el Puebla-Tlaxcala, conformado por los municipios de San José Chiapa, donde está la planta de Audi, y el de Huamantla, los dos últimos son los que ofrecen mayores oportunidades para invertir en infraestructura.

Recordó que a partir del segundo trimestre del presente año, Puebla fue incluido en los reportes sobre renta e inventario de naves industriales de Solili, por lo que en el informe del tercer trimestre se tuvo una demanda de casi 13,000 metros cuadrados, quedando como espacio vacante al cierre de ese periodo un total de 65,800 metros cuadrados.

En entrevista para El Economista, el especialista destacó que 85% de esa disponibilidad está situada sobre los corredores de Huejotzingo y Puebla-Tlaxcala, con 41 y 44%, respectivamente.

Indicó que en el caso del corredor de la autopista México-Puebla, del inventario de 1 millón 447,607 metros cuadrados, sólo tiene disponibles 9,800 metros cuadrados, lo que habla de la inviabilidad para los desarrolladores en construir.

Expectativas

López Gallardo señaló que con base en las expectativas de atraer inversionistas, se debe estimar la necesidad de nuevos parques, para que éstos se vayan ocupando y no haya una vacancia mayor respecto a lo que se requiere.

“Lo que también hemos visto en nuestras encuestas es que 33% de los industriales considera que incrementará la infraestructura de naves en seis meses, mientras que otro porcentaje similar dice que, al contrario, disminuirá, pero la realidad es que sí necesita darse una planeación entre el gobierno estatal y desarrolladores en los dos corredores que sugerimos”, comentó.

Expuso que lo disponible en la actualidad, 65,800 metros cuadrados, apenas alcanzaría para los próximos seis meses; sin embargo, en lo que resta del presente año no se anuncian nuevas inversiones, las cuales podrían venir para el 2020.

“La demanda y los volúmenes de construcción se contrajeron ligeramente durante este periodo, en tanto que hacia el futuro inmediato se visualiza una demanda incierta y una construcción que apunta al crecimiento moderado, pero puede cambiar si las autoridades traen entre sus objetivos consolidar a Puebla como destino industrial, aunque debe ofrecer incentivos fiscales para lograrlo”, refirió.

[email protected]