Cancún, QR. El gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín González, aseguró que la propuesta de aumentar 0.35% el Impuesto sobre Nómina (ISN) tiene como objetivo evitar la evasión de impuestos mediante el outsourcing.

El mandatario expuso que la iniciativa, que actualmente se analiza en el Congreso del estado, plantea exentar con 100% de ese incremento a las empresas que contraten directamente a sus empleados, por lo que es un mecanismo que busca desincentivar la tercerización de las contrataciones.

“Lo que se busca es evitar que se evadan impuestos”, aseguró.

Sostuvo que esto no se trata de ningún impuesto adicional para los quintanarroenses ni para las empresas locales, puesto que el único objetivo es desincentivar las malas prácticas del outsourcing.

Los hoteleros organizados de la Riviera Maya se pronunciaron a favor de un diálogo para consensuar una reforma al outsourcing que no prohíba esta modalidad de contratación, sino que la regule en beneficio de los trabajadores y las empresas.

El presidente de la Asociación de Hoteles de la Riviera Maya, Antonio Chaves, indicó que la postura de la agrupación es la búsqueda del diálogo y consensos con las autoridades gubernamentales para alcanzar acuerdos.

“La asociación considera que más que prohibir la operación de estas empresas externas será necesario regular el buen funcionamiento de estos medios de subcontratación para que cumplan todas sus obligaciones legales, fiscales y laborales respetando los derechos de los trabajadores”, comentó el dirigente hotelero.

La iniciativa, denominada Ley del Impuesto Adicional para el Fomento del Empleo, plantea un incremento del 0.35% al ISN a partir del 1 de enero del 2021.

“Mediante la expedición de la Ley del Impuesto Adicional para el Fomento al Empleo de Quintana Roo se aplicará una tasa adicional al ISN cuya recaudación se destinará precisamente al fomento del empleo”, se lee en la propuesta legislativa.

“Los ingresos que se obtengan de la recaudación del gravamen se destinarán al desarrollo económico de Quintana Roo”, continúa el documento.

Se concederá un subsidio de 100% en el pago del Impuesto Adicional para el Fomento al Empleo, cuando el ISN sea pagado sin la intervención de un tercero prestador de servicios de personal. La propuesta también establece que el pago de este impuesto se efectuará mediante declaración mensual definitiva en el momento en que deba realizarse el pago del ISN.

estados@eleconomista.mx