Puebla, Pue. La entidad poblana firma el “Pacto Oaxaca. Hacia un Sur-Sureste del Futuro”, en que participan ocho estados más de la región, mediante el cual se busca un intercambio de mejorar las prácticas del desarrollo industrial, económico, de infraestructura, social, rural y urbano.

Este miércoles, el mandatario poblano Miguel Barbosa Huerta y sus homólogos de Oaxaca, que fue el anfitrión, Campeche, Chiapas, Guerrero, Quintana Roo, Tabasco, Veracruz y Yucatán, formalizaron esta alianza que potencialice a la región que conforman.

A través del comunicado, se dijo que en esta colaboración estratégica para la integración económica y el desarrollo regional, participa la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin).

El “Pacto Oaxaca” postula sumar esfuerzos y voluntades para trabajar de forma conjunta y con visión integral, con intercambio de mejores prácticas para el desarrollo industrial, económico, de infraestructura, energía y turismo; así como de desarrollo rural y urbano, desarrollo social, inversión, educación, innovación, seguridad, logística y empleo formal.

De acuerdo con el diagnóstico presentado por el director del Laboratorio Nacional de Políticas Públicas del Centro de Investigación y Docencia Económica (CIDE), Eduardo Sojo Garza Aldape, los estados de la región Sur Sureste concentran el 56.7% de la informalidad laboral, en contraste con 16.2% del Producto Interno Bruto (PIB) y 13.2% de las exportaciones, no obstante que concentra 28% de la población del país.

La generación de riqueza de los estados de la región Sur- Sureste, se encuentra por debajo del PIB de la Ciudad de México, al ser entidades con economías poco diversificadas y sobre todo concentradas en el sector servicios.

En este tenor, Sojo Garza Aldape señaló la necesidad de una política industrial activa, que requiere apoyo selectivo del gobierno, en especial para incorporar a grupos en condiciones de vulnerabilidad, pues, el 67.6% de población de los grupos étnicos de la región están en pobreza.

Aprovechar nichos

Al respecto, el economista de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (Upaep), Marcos Gutiérrez Barrón, consideró que con esta alianza Puebla puede tener un nicho de crecimiento sobre en las áreas de turismo, infraestructura carretera e industria, ya que empresarios locales pueden hacer inversiones para incrementar sus actividades detectando las necesidades que hay en las entidades vecinas.

Mencionó que el territorio poblano no sólo es paso obligado para las operaciones comerciales del sur al centro del país, sino que es un importante proveedor en servicios y materiales para los estados vecinos, que tienen la mayoría más vocación turística que industrial.

Consideró que era necesario y urgente que se impulse ese desarrollo de la región sur-sureste con la coparticipación, porque otras zonas del país así vienen consolidando sus actividades productivas.

erp