Puebla, Pue. Con incentivos fiscales, terrenos y la posibilidad de cambios de uso de suelo industrial, el gobierno estatal puede atraer más inversiones de desarrolladores para consolidar a Puebla como centro logístico y HUB manufacturero del sur del país a corto y mediano plazo, pese a la pandemia por Covid-19 que afecta a los estados.

El director de investigación de la consultora Solili, Pablo López Gallardo, que analiza el comportamiento de los sectores oficina e industrial para las principales ciudades, destacó que la entidad y más en su zona metropolitana continúa teniendo un atractivo importante para los desarrolladores de complejos fabriles, debido a la ubicación geográfica al ser paso del sur al centro del país.

Refirió que en los últimos cuatro años han visto un comportamiento positivo en la oferta y demanda de naves industriales para fines logísticos, al llegar empresas para abrir centros de distribución.

López Gallardo destacó que de abril a lo que va de junio hubo una demanda de 36,000 metros cuadrados de espacios sólo para almacenamiento, cuando antes oscilaba entre 7,000 y 10,000 metros cuadrados por trimestre, lo cual es bajo respecto a lo que otras zonas están concretando, como son el Bajío y norte del país.

T-MEC será clave

Indicó que el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) abrirá mayores oportunidades para las inversiones en esos dos temas, pero las autoridades locales tienen que ser aliados de los desarrolladores para concretar proyectos a partir del 2021 o mediados del mismo.

En este tenor, López Gallardo dijo que se traducirá en que más empresas del sector manufacturero, pero encabezado por la industria automotriz, lleguen a Puebla para producir y desde aquí exportar o abastecer a otras empresas en el territorio nacional.

Explicó que tarde o temprano, dentro de la nueva normalidad, las actividades productivas deberán regresar a su ritmo y las inversiones privadas deberán ser buscadas con más interés por las autoridades poblanas para reactivar la economía y que se puedan recuperar los empleos con la apertura de nuevas empresas.

“Desde luego los incentivos fiscales son importantes para un empresario, pero también que se ofrezcan terrenos en buenas condiciones para concretar nuevos parques industriales y que haya las facilidades del cambio de uso de suelo industrial”, ahondó.

El analista aclaró que en los 20 parques industriales actuales también hay disponibilidad de espacio para la llegada de más empresas manufactureras, cuyos precios del metro cuadro en renta son atractivos y competitivos respecto a otras regiones del país, al estar en promedio de dos dólares más barato el metro cuadrado respecto a la Ciudad de México.

A la vez, dijo, si hay desarrolladores de complejos fabriles que estén interesados en aterrizar proyectos, el gobierno local no debe cerrar la puerta y ser facilitador para que se den y, con ello, impulsar la consolidación de Puebla en centros logísticos y como HUB manufacturero.

[email protected]