Monterrey, NL. En los próximos seis meses se espera un repunte de la demanda de espacio industrial por parte de las empresas del sector del e-commerce, mientras que la demanda de espacio con fines manufactureros puede verse afectada en el corto plazo por la parálisis que está generando a nivel global la pandemia de coronavirus, comentó a El Economista, Pablo López, director  de Investigación de Mercado, de la consultora Solili.

"Sin embargo, estimamos que a finales de año la demanda de este tipo de espacios (para manufactura) pueda crecer, ya que se espera que algunas empresas de proveeduría para el sector automotriz, establecidas en Asia, especialmente en China, pueda buscar la relocalización a México", indicó.

El mercado de inmuebles industriales de Nuevo León aumentó el inventario 2.1% en el primer trimestre del 2020 con respecto al cuarto trimestre del año anterior debido a que se entregaron 20 edificaciones, que representaron 853,440 metros cuadrados.

A pesar de los altos volúmenes de nueva oferta la tasa de vacancia no se ha incrementado durante el primer trimestre debido a que los nuevos espacios son hechos a la medida y especulativos, prearrendados, indica un reporte de la consultora Solili del primer trimestre del 2020.

En cuanto a tasas de vacancia y precios, consideró que se mantendrán estables y que la construcción tendrá moderados descensos durante los primeros nueve meses del año.

 Agrego que los desarrolladores le siguen apostando al mercado de Monterrey por ser uno de los mercados industriales más desarrollados a nivel nacional y contar con importantes clústeres establecidos en la ciudad.

“En base a eso estimamos que el impacto en el corto plazo, producto de la pandemia del Covid-19, será una desaceleración de la construcción, sin embargo, nuevos proyectos, tanto especulativos como hechos a la medida, seguirán surgiendo en la ciudad en lo que resta del año”, estimó el directivo.

[email protected]